Carabinero que se mantiene en extrema gravedad es oriundo de Linares

0
666

Carlos Retamal. El uniformado se encuentra en riego vital, internado en el Hospital Dipreca de Carabineros.

En riesgo vital se mantiene el sargento Carlos Retamal, quien fue agredido con un fierro, justo en el momento en que estaba en un procedimiento en una carrera clandestina en San Antonio.

El carabinero fue atacado por un sujeto que participaba de estas carreras, según indican el hecho ocurrió pasadas las 18:15 horas de este domingo, en el sector de Malvilla en la Región de Valparaíso, donde vecinos y residentes del lugar dieron aviso a efectivos policiales respecto a esta actividad ilegal.

El doctor Cristián Mattus, del Hospital Dipreca, comentó que se encuentra “en una situación muy grave, tiene un traumatismo encéfalo craneano complicado, grave, se debate entre la vida y la muerte. Se están haciendo todos los esfuerzos para que nuestro carabinero tenga todas las condiciones para salir adelante”.

Según consignó Séptima Página, el funcionario sería oriundo de Linares, hijo del excandidato a concejal y reconocido hombre público, Juan Carlos Retamal Pérez y sobrino del actual superintendente de Bomberos de Linares, Marcelo Retamal. El alcalde la comuna llamó  a orar por la recuperación del uniformado.

 

“CRIMINALES”

Por su parte, la ministra del Interior, Carolina Tohá, fustigó “estos actos criminales” y enfatizó que no se pueden tolerar.

“A qué punto está dispuesta a llegar la gente por un acto tan banal como una carrera de autos”, (…) Son actos criminales que ponen en riesgo la vida de todos los que están alrededor de los que conducen y, en este caso, también un funcionario que cumpliendo su deber y cuidando la seguridad de todos los demás se expuso a este ataque cobarde y vil”.

Es importante destacar, que este hecho se enmarca en la publicación de hace algunos días de la Ley N° 21.495, que sanciona la organización y participación en carreras no autorizadas de vehículos motorizados y otras conductas, legislación que establece penas que pueden llegar hasta los 20 años de cárcel y multas que superan el millón de pesos.