Denuncian a director de Fundación Luxemburgo por presunto acoso laboral y sexual en Curicó

0
3205
Entidad niega los cargos presentados por la demandante.

A la justicia. A mediados de mes está fijada una audiencia de preparación de juicio.

CURICÓ. El lunes 17 de octubre, a las 8:30 horas, están citadas las partes a una audiencia preparatoria a cargo del Juzgado de Letras del Trabajo de esta ciudad (vía remota).

En contacto con diario La Prensa, una trabajadora social comentó que interpuso una denuncia en contra del director ejecutivo de la Fundación Luxemburgo de Curicó, Germán Gallegos, por los presuntos delitos de acoso laboral y sexual.

La afectada, de 35 años, pidió mantener su identidad en reserva y explicó que trabajó en esa organización entre noviembre de 2021 e inicios de septiembre de este año como funcionaria a honorarios.

La mujer señaló que dentro del tiempo que se desempeñó en ese lugar “él no dejaba que yo cumpliera con mi función, por la cual me habían contratado. Me hostigaba constantemente solicitándome algunas tareas que no correspondían a mi cargo”.

Agregó que además había comentarios sexualizados “como te voy a hacer la desconocida y revisaba mis fotos de perfiles de WhatsApp para poder hostigarme y acosarme sexualmente”.

La demandante puntualizó que de las palabras se pasó a un tema mucho más delicado. “Estando en una reunión técnica, él pasa por detrás de mí, me pasa la mano por la espalda, me aprieta la pelvis y me presiona hacia su cuerpo”, apuntó.

La trabajadora social señaló que esta situación la tiene muy mal. “Estoy actualmente con tratamiento sicológico, hay un informe que va a ser presentado en la audiencia que lo acredita”, indicó.

La mujer sostuvo que tiene pruebas para comprobar su denuncia. “Tenemos audios, mensajes de WhatsApp, testigos que presenciaron las situaciones y el informe sicológico”, aseveró. Por tal motivo, solicitó al tribunal 20 millones de pesos por presunto daño moral causado.

DESCARGOS

Diario La Prensa habló con Germán Gallegos, quien se mostró muy afectado por la situación. Tomando en cuenta que el caso está en la justicia, nos pidió hablar con el abogado Pablo Cordero, quien nos solicitó revisar los descargos directamente en la página del Poder Judicial.

En su respuesta, la Fundación Luxemburgo negó totalmente las acusaciones y aclaró que, a su juicio, nunca hubo una relación de dependencia laboral con la contraparte y que menos hubo vulneración de derechos fundamentales. “Sino que se vinculó contractualmente con esta a través de la prestación de servicios profesionales a honorarios consistentes en dos servicios concretos y bien determinados que ejecutó únicamente entre el 29 de noviembre de 2021 y el 31 de agosto de 2022”, relacionados con la coordinación y gestión en la Implementación del Modelo de Intervención para Usuarios en Situación de Calle-Año 2021 para el Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

En el documento se explica la inexistencia de la relación laboral con el argumento de que la demandante “prestaba los servicios profesionales desde el lugar que libremente eligiera, según se acreditará y según se expresa en el contrato respectivo, sin tener que asistir diariamente a las oficinas de la Fundación, las cuales se le facilitaban si así lo estimaba pertinente, particularmente para la atención presencial de los usuarios y beneficiarios del programa que corresponden a personas en situación de calle”.

Por último, la Fundación Luxemburgo señaló que “se reserva de manera expresa todas aquellas acciones judiciales tendientes a hacer efectiva la responsabilidad civil y penal de la denunciante y demandante de este procedimiento, para ejercerlas de manera inmediata, o una vez que se rechace esta denuncia y demanda y/o se establezca en este procedimiento la falsedad de los hechos denunciados”.