En los próximos meses se realizará la “recepción definitiva” de eje vial

0
270
Como aún no se ha hecho una “entrega oficial” del proyecto”, la empresa debería reponer los tramos que se han visto afectados, por ejemplo, con choques.

Proyecto Freire-Alessandri. La empresa a cargo de dicha iniciativa deberá “reponer” lo que durante los últimos meses se ha visto afectado, por ejemplo, producto de accidentes o de intervenciones de diversa índole.

CURICÓ. En septiembre o bien a más tardar en octubre próximo se realizará la “recepción definitiva” del denominado proyecto eje vial Freire-Alessandri, cuyas faenas, tras la respectiva licitación, quedaron en manos de la empresa Icafal. Si bien en estricto rigor corresponden a obras que ya están siendo “utilizadas” por la comunidad, como la citada empresa aún no ha hecho una “entrega oficial”, en el papel debería “reponer” todo aquello que durante los últimos meses se ha visto afectado, por ejemplo, producto de accidentes de diversa índole. Para ello, desde el organismo mandante, es decir, el Serviu Maule, se le entregará a la empresa Icafal un plazo para que lleve a cabo los trabajos que corresponda, para que de aquella manera se de curso a la mencionada recepción.

SEMÁFOROS
Dentro de las medidas de mitigación, el proyecto contemplaba la instalación de al menos tres semáforos, en las siguientes intersecciones: cruce Los Vidales, cruce Rauquén y en el Paradero 7 de la población Sol de Septiembre. Se indicó que, tras la recepción, los dos primeros “se mantendrán”, mientras que el ultimo quedará a disposición del municipio, para que le destine la ubicación que estime pertinente. Cabe recordar que el denominado proyecto eje vial Freire-Alessandri corresponde a una iniciativa cuya licitación se realizó el 2018. Avanzando por etapas, tras cuatro años de faenas, las curicanas y los curicanos ya están utilizando tal espacio, incluyendo un emblemático punto que también fue intervenido, como lo es el paso inferior de la avenida Freire, el cual recordemos, cada vez que en la ciudad llovía de manera torrencial, se anegaba, con todos los problemas de tipo vial que aquello implicaba.