Caída de árboles fue el principal problema del sistema frontal

0
666

Balance. Cuadrillas de Emergencia Municipal estuvieron alertas durante todo el fin de semana ante posibles problemas.

CURICÓ. Todos los pronósticos meteorológicos se cumplieron durante el fin de semana, pues el sistema frontal se dejó sentir con fuerza en varias comunas de la Región del Maule.

Las intensas precipitaciones y fuertes vientos se dejaron sentir desde el mediodía del sábado, aproximadamente, causando por momentos preocupación particularmente en los hinchas de Curicó Unido pues la fuerte lluvia hacía temer la suspensión del partido ante Cobresal, encuentro que se disputó en el estadio La Granja, con resultado favorable para el local.

Para conocer cuáles fueron los principales problemas ocurridos en la ciudad durante este fin de semana, diario La Prensa conversó con el encargado de Emergencia de la Municipalidad de Curicó, Marcelo Quitral, quien aseguró que a pesar del viento y la lluvia, la ciudad soportó de buena manera este nuevo sistema frontal.

Quitral aseguró que, en general, el fin de semana estuvo tranquilo en la comuna, agregando que los principales problemas fueron las caídas de árboles en diferentes sectores.

“Hubo alrededor de ocho caídas de árboles, unos más grandes que otros; pero ninguno cayó sobre el tendido eléctrico. También atendimos cerca de nueve casos sociales menores, que fueron atendidos por las asistentes sociales de la Municipalidad de Curicó, eso fue el sábado”, comentó.

AGUA CAÍDA

El encargado de Emergencia agregó que si bien se produjeron acumulaciones de agua en algunos sectores, fueron temas puntuales que no generaron emergencias ni inundaciones.

“Este domingo tuvimos un llamado por la caída de un árbol en el sector de Las Vertientes, en Isla de Marchant… eso fue todo. También hubo cortes de energía, situaciones que fueron comunicadas a la CGE y más allá no tuvimos emergencias”, comentó Marcelo Quitral.

El funcionario del municipio curicano recordó que durante el desarrollo de este nuevo sistema frontal, que fue más fuerte que el vivido durante la semana pasada, se organizaron cuadrillas de emergencia que estuvieron atentas durante las 24 horas del día, con el objetivo de acudir rápido a cualquier emergencia que pudiera presentarse.

Además, comentó que solo en 24 horas cayeron 36 milímetros de lluvia y se presentaron rachas de viento de 60 kilómetros por hora.