Proyecto de veredas inclusivas de calle Prat espera toma de razón de la Contraloría

0
503
Las veredas inclusivas corresponde a un proyecto largamente anhelado.

Para iniciar el proceso de construcción. Adultos mayores y gente en situación de discapacidad serán los más beneficiados. 

CURICÓ. Después de una larga espera, el proyecto Serviu denominado “Curicó Ciudad Accesible” ingresó a la Contraloría Regional del Maule, para la respectiva toma de razón.
Cabe recordar que corresponde a una iniciativa que ha tenido que superar diversas dificultades para llegar a su etapa de licitación y que permitirá habilitar, en una primera etapa las veredas de calle Prat, entre la calle O´Higgins y la Alameda Manso de Velasco.
La información entregada por el jefe de la Unidad Técnica del Serviu Curicó, Luis Cruz Ormeño, ante consulta de diario La Prensa, señala que la licitación publicada con fecha 1 de diciembre de 2020 no tuvo empresas interesadas en participar, debiendo declararse “desierta” (consideraba originalmente la intervención de calle Prat entre Carmen y Chacabuco).
El jefe de la Unidad Técnica del Serviu Curicó señaló que por “falta de interés” de las empresas constructoras, el proyecto tuvo que volver a ser licitado, pero esta vez en un tramo mayor, incluyéndose modificaciones como la inclusión de los cruces de semaforización, lográndose por fin adjudicar las obras, por lo que ahora solo se espera la toma de razón de Contraloría, para iniciar el proceso de construcción.

SEGUNDO EN SU TIPO
El profesional del Serviu manifestó que este proyecto “Curicó Ciudad Accesible”, será el segundo que en su tipo se desarrolla en Chile, luego del ejecutado exitosamente en la ciudad de Iquique y que recibió elogiosos comentarios de la comunidad.
Destacó Luis Cruz, que la iniciativa curicana considera una intervención de cuadras, entre la avenida Manso de Velasco y Maipú, con un proyecto integral de semaforización en todas sus intersecciones, incluyendo Membrillar y Chacabuco, las que actualmente no cuentan con semáforos.
Este proyecto, se informó, permitirá mejorar las condiciones de acceso universal, considerando veredas despejadas, con rebajas de poca pendiente y con pavimento podotáctil (banda de vigilancia para personas invidentes o de baja visión) de alto estándar.
La iniciativa considera además el uso de placas plásticas con una guía de avance más angosta y pavimentos de alerta, ubicados en el borde de la acera y calzada que permite advertir un polígono y guía el camino de personas con discapacidad, contando además con mobiliario inclusivo y dispositivos APS en semáforos, para facilitar el tránsito seguro de personas con alguna discapacidad.  

OTRAS ETAPAS
Manifestó el jefe de la Unidad Técnica del Serviu Curicó, que se encuentran en desarrollo de diseño nuevas obras para este proyecto, que incluyen la construcción de veredas inclusivas en el tramo de O´Higgins y Maipú y entre la avenida Manso de Velasco y el funicular del cerro Condell, a los que se agregarían algunas aceras de calle Merced, entre Maipú y Membrillar.
Las veredas inclusivas corresponde a un proyecto largamente esperado por diversas organizaciones que trabajan con personas en situación de discapacidad en Curicó, quienes podrán ver antes de fin de año hecha realidad esta aspiración.