Comenzó juicio contra excarabinero acusado de lesionar y dejar ciega a senadora Campillai

0
625
Tras ser formalizado por las lesiones contra la ahora senadora Fabiola Campillai, Patricio Maturana ha tenido que cumplir gran parte del tiempo previo al juicio, respetando la medida cautelar de arresto domiciliario total, en la casa de sus padres en Curicó.

SANTIAGO. En el Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de San Bernardo, comenzó ayer el juicio oral contra la figura de Patricio Maturana, exfuncionario de Carabineros culpado por el delito de apremios ilegítimos, con resultado de lesiones graves gravísimas contra la actual senadora, Fabiola Campillai.

El Ministerio Público solicitará 12 años de cárcel para Maturana, mientras que los representantes de la víctima y el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) pedirán 15 años de presidio.

La fiscal de Alta Com-plejidad Occidente, Paola Zárate, destacó la “intencionalidad del acusado en el uso de la carabina anti-gases y la nula colaboración del exfuncionario público durante la investigación”.

Por su parte, la defensa, que cuestiona esa hipótesis, sostiene que pedirá la absolución del excapitán. El juicio se extendería hasta la primera semana de julio.

A LA ALTURA

Ayer, antes de que comenzara el juicio, a través de su cuenta de Twitter, la senadora aseguró que “el primer acto de reparación es la obtención de la justicia para quienes hemos sufrido violaciones a los derechos humanos”. Posteriormente, indicó: “Espero que los tribunales de justicia estén a la altura en la condena”.

Cabe recordar que Campillai perdió la vista y el olfato tras el impacto de una bomba lacrimógena que recibió en su rostro, cuando estaba esperando locomoción para ir a su trabajo, en la comuna de San Bernardo, el 26 de noviembre del 2019, en pleno “Estallido Social”.

En tal contexto, Maturana fue detenido y formalizado por apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas en contra de la ahora senadora, el pasado 28 de agosto de 2020. Posteriormente, en julio del 2020, la Fiscalía se enteró que el carabinero portaba una cámara GoPro, lo que endureció sus cautelares, a la más gravosa, es decir, la prisión preventiva. Aquello fue revertido por la Corte de Apelaciones de San Miguel, instancia que decretó arresto domiciliario total, decisión que Maturana ha tenido que cumplir en una vivienda de la ciudad de Curicó (la casa de sus padres). Corresponde a una medida que en su momento fue duramente cuestionada por la propia senadora: “Estar en la casa con arresto domiciliario es lo mismo que estar de vacaciones”, dijo.