Instituto San Martín inició celebraciones por sus 110 años con Misa de Acción de Gracias

0
356

Visión de futuro. Eucaristía fue encabezada por el obispo Galo Fernández. Se pidió para seguir construyendo una educación de servicio en la comunidad.

CURICÓ. Con una Misa de Acción de Gracias celebrada por el obispo Galo Fernández, se dio oficialmente el vamos a las actividades que durante el 2022 el Instituto San Martín llevará a cabo en el marco de sus 110 años.

En esencia se dio gracias por los alumnos y alumnas que han sido formados en las aulas del establecimiento educacional marista y para pedir también, por el trabajo realizado para seguir construyendo una educación basada en el servicio de sus estudiantes en medio de la comunidad.

FAMILIA MARISTA

El slogan “110 años de presencia educativa y evangelizadora”, resume el espíritu de las actividades que durante todo el 2022 llevará a cabo el ISM tanto al interior de la comunidad marista, como en la ciudadanía.

El encuentro se desarrolló en el Santuario El Carmen de Curicó, donde se unieron en oración religiosos y laicos que dan forma y vida a la Familia Marista del colegio en el presente. 

Estuvieron presentes el rector del establecimiento, Andrés Prado; el hermano José Luis Arranz, superior de la comunidad marista local. También Marcela Hormazábal, secretaria ejecutiva de Vida y Misión. De igual manera, miembros del consejo directivo, auxiliares, administrativos y docentes, junto a estudiantes y sus familias.

HISTORIA

En la oportunidad, se hizo un recuerdo de la historia del instituto en Curicó, el que dio sus primeros pasos un 25 de marzo de 1912, con 15 estudiantes.

Previamente, un 8 de noviembre de 1908, se había bendecido la primera piedra del Instituto del Corazón de María, contiguo al Santuario del Carmen, a cargo de los padres del Corazón de María que desistieron de la iniciativa, cediendo a la Congregación Marista este “Instituto de Humani-dades”, que pasó a llamarse Instituto San Martín, a partir del año 1912.

Desde aquel entonces la educación entregada a los alumnos y alumnas que han pasado por este colegio católico, se ha basado en la impronta del fundador de la Congregación Marista a nivel mundial, Marcelino Champagnat, como es formar “Buenos cristianos y virtuosos ciudadanos”.

TRABAJO Y PRESENCIA

En su mensaje, el obispo Galo Fernández destacó el aporte de la enseñanza marista al desarrollo de Curicó, especialmente en lo referido a la formación de sus estudiantes.

También se entregaron ofrendas como un símbolo de la presencia Marista en Curicó. Estas fueron la imagen de la “Buena Madre”, las “Tres Violetas” y el libro “Memorias del Instituto San Martín”, escrita por el hermano Miguel de Cos.

Asimismo, el rector Andrés Prado agradeció por este nuevo aniversario, “por las miles de familias que han confiado a sus hijos e hijas, para mostrarles un modelo de vida centrado en los valores del evangelio, teniendo siempre presente el valor intrínseco de la vida en todas sus formas y manifestaciones. Igualmente por el trabajo y presencia de los hermanos, de los educadores laicos y laicas, que a través del tiempo se han sumado y se han hecho parte de esta misión”, afirmó.

En la eucaristía también se pidió por la paz mundial, en especial pensando en el conflicto que actualmente viven Ucrania y Rusia.