Académica no es partidaria que la vuelta a clases haya sido con jornada completa

0
449

Recomendación. “Creo que debería haberse hecho una aproximación, con pocas horas de clases y de ahí ir evaluando”, explicó.

TALCA.- El miércoles pasado comenzó el año escolar 2022 de manera obligatoria y presencial, tras dos años de pandemia.

Si bien hay amplio consenso en que las clases en el aula son irremplazables, ha habido aprensiones sobre si era oportuno o no este retorno masivo, considerando las altas tasas de contagio de Covid-19.

La epidemióloga y directora de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Talca, Érika Retamal, sostiene que la vuelta a clases no debería ser con jornada completa, sino más bien con pocas horas de clases e ir evaluando permanentemente la situación.

CONTAGIOS

¿Por qué tantos contagios y personas fallecidas?

“Lo primero que debemos tener claro, es que la variante Ómicron tiene una transmisibilidad mucho mayor que la original y que la Delta. Sabíamos que, con la variante original, una persona podía contagiar a dos y con Delta a cuatro. Con Ómicron, una persona puede contagiar a seis u ocho personas. Otro aspecto importante de los contagios, es que también existe como un relajo de prevención y autocuidado, lo que también favoreció una mayor transmisibilidad”.

¿Y ese mayor relajo, tendrá que ver también con que la autoridad “liberó” más a la población?

“A nivel mundial se ha visto este peack de contagios por Ómicrón BA.1 y en algunos países empezó a bajar y hay un leve ascenso de Ómicrón BA.2, que es otra variante. En Chile recién está apareciendo la BA.2. Entonces, también influye en todas las decisiones que tienen que ver en salud, la comunicación que se haga del evento que estamos tratando de prevenir. Por tanto, si el discurso al inicio era que la variante Ómicron era leve, como un simple resfrío, la gente empezó a salir. Entonces, hay que ser cuidadosos en lo que se informa, puesto que las personas toman decisiones en lo que se informa en los medios de comunicación, lo que dice la autoridad. Es importante dejar en claro que esta variante es muy contagiosa”.

¿La variante Ómicron es más peligrosa para la vida de las personas?

“Cuando hablamos de mortalidad en epidemiología, se trata del número de fallecimientos en una determinada población, lugar y tiempo también determinado; es el riesgo de morir. Respecto de la letalidad, es qué tan grave es la enfermedad y nos sirve para evaluar la proporción de personas enfermas que fallecen. Entonces, a la pregunta de si esta enfermedad es más letal, la respuesta es no. El porcentaje de personas que fallece por esta variante, se ha mantenido en igual proporción. En esta región, la letalidad en las últimas dos semanas es de 1,1%, esto es, de cien personas una fallece. Si son muchos los contagiados, este número aumenta, pero proporcionalmente, la letalidad es igual e incluso menor, pero hay muchos fallecimientos, porque hay muchos casos”.

La académica explica que el Covid-19, en estos momentos, es una de las diez causas de muerte en el país y representa aproximadamente el 19% de los decesos. “De no existir esta enfermedad, tendríamos un 19% menos de fallecimientos”.

Pero si Ómicron no es tan letal, ¿por qué está muriendo tanta gente?

“Hay muchas personas contagiadas y la variabilidad de la presentación de la mortalidad, nos sirve para evidenciar diferentes variables; la mortalidad de cualquier enfermedad, es multifactorial. Hay una causa proximal que, en este caso, es el Covid-19, pero hay una serie de factores que van a influir en la presentación de la mortalidad y esto se conoce como determinantes sociales. En primera instancia, tenemos una población envejecida y, aparte de la no vacunación, la edad también es un factor de riesgo para cualquier enfermedad; la comorbilidad, la rapidez con que cada persona, una vez contagiada, acceda a atención de salud. La tasa de mortalidad es de 5,2 fallecidos por cada 100 mil habitantes en el grupo sin protección o incompleta (vacunación) y en las personas con las dosis de refuerzo es de 1,3%”.

CLASES

¿Ha sido apresurado partir con las clases presenciales obligatorias?

“Era urgente que los niños y niñas volvieran a clases, porque había una pérdida de sociabilidad, de conocimientos…Sin embargo, mi crítica va a que haya vuelto la jornada escolar completa; creo que debería haberse hecho una aproximación, con pocas horas de clases y de ahí ir viendo. Otro factor importante, es la adecuada habilitación de los establecimientos educacionales, porque no es solo poner dispensadores de alcohol gel por todos lados. He insistido en la ventilación y cómo medir que se está ventilando bien, es midiendo el CO2 y no sé si en los colegios tienen medidores de CO2; cómo es el aforo en los baños. Otro factor importante, es hasta qué punto habrá familias que no tengan los recursos para solventar mascarillas de buena calidad o de recambio. Las condiciones económicas también son un factor de riesgo, muchas veces, para las medidas de autocuidado”.