Ministerio de Transportes cursó 1.500 infracciones en el Maule durante 2021

0
413

Causales. Multas fueron por no contar con documentación vigente de los vehículos, no contar con licencia de conducir vigente y neumáticos en malas condiciones.

TALCA. Cerca de 20 mil fiscalizaciones realizó el Ministerio de Transportes a nivel regional el año recién pasado, centrados en vehículos particulares, buses rurales, transporte de carga y taxis colectivos.

De acuerdo a un balance del trabajo realizado, se contabiliza un total de 1.470 infracciones, y destacan entre las causas el no contar con la documentación vigente de los vehículos, no contar con la licencia de conducir vigente y neumáticos en malas condiciones.

Paula Flores, jefa del Programa de Fiscalización del Ministerio de Transportes, valoró el trabajo de los inspectores que continuaron con su labor durante la pandemia, y que apoyaron durante gran parte del período controles y logísticas propias de la emergencia sanitaria, sin dejar de lado el monitoreo al funcionamiento del transporte público y privado. 

“Como Ministerio de Transportes queremos que las personas se trasladen de manera segura y en ese sentido, las fiscalizaciones juegan un papel relevante, ya que es la forma que tenemos de comprobar que los vehículos cumplen con las condiciones técnicas y de seguridad y que cuentan con la documentación requerida”, señaló la autoridad.

En materia de controles, Flores destacó las cerca de 200 fiscalizaciones que se realizaron en el Maule a motocicletas, “dado el aumento que ha tenido este tipo de vehículos, los que en ocasiones no circulan con la documentación correspondiente, como licencia de conducir, revisión técnica, seguro obligatorio o permiso de circulación, lo que se refleja en las 34 infracciones que se cursaron a motociclistas”.

“PIRATERÍA”

Por su parte, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Carlos Palacios, destacó el trabajo de los fiscalizadores en cuanto a los más de 130 vehículos que fueron sorprendidos prestando servicios informales o “piratas”, quienes no cuentan con permiso para prestar servicios de transporte de pasajeros y no cumplen con ninguna exigencia de seguridad.

“Detectar los servicios de transporte público informal ha sido una labor muy importante estos últimos años y quisiera hacer un llamado a la comunidad a no usar este tipo de servicios, ya que al ser ilegales si llegaran a tener un accidente, no cuentan con seguro que los pueda proteger”, manifestó Palacios.

Los fiscalizadores realizaron 3.566 controles a los servicios de transporte de pasajeros subsidiados por el Estado, verificando el cumplimiento de recorridos, tarifas, horarios y que operen de acuerdo a las condiciones impuestas. Asimismo, se efectuaron 856 inspecciones para verificar el funcionamiento de plantas de revisión técnica, gabinetes psicotécnicos y escuelas de conductores.