Entregan información preventiva sobre virus Hanta en Los Niches

0
1032

Equipo de Salud Municipal. La difusión se realizó en campings de Potrero Grande, Upeo, Monteo Oscuro y alrededores, por parte de equipo del Cesfam Los Niches. 

CURICÓ.  Como cada año durante la temporada estival, el virus Hanta es uno de los factores que preocupa a los veraneantes, sobre todo en lugares precordilleranos. Es el caso de emblemáticos sectores de Curicó como Upeo, Potrero Grande o Monte Oscuro, donde arriban cientos de turistas durante los meses de enero y febrero. 

Es por esto que el trabajo preventivo para evitar el contagio del virus Hanta es sumamente relevante, puesto que es una enfermedad que incluso puede ser mortal para quienes la padezcan. 

DIFUSIÓN

Desde el Cesfam Los Niches, el nutricionista y encargado de Promoción del centro de salud, Juan Pablo Barrera, junto a funcionarios del mismo recinto, llevaron a cabo la difusión de las medidas preventivas para no contraer la enfermedad. 

“Esta campaña se realiza todos los años a lo largo de Chile y tiene como finalidad, concientizar a la población sobre las medidas de precaución y prevención que deben tener para evitar los contagios del Hanta”, explicó Juan Pablo Barrera. 

El profesional del Cesfam Los Niches, también agregó que “en esta ocasión lo que hemos hecho es asistir a los lugares rurales de la comunidad de Los Niches, específicamente en los campings o lugares donde por época estival se junta mayor cantidad de gente para darles información, entregar afiches y conversar un poco con la gente para orientarlos también, respecto a este tema sobre las medidas de precaución y sobre los casos a seguir si es que tienen contacto con algún ratón que tenga el Hanta o si tiene una algún contagio, dónde asistir y toda la información  que ellos requieran”.

¿QUÉ ES EL VIRUS HANTA?

El Síndrome Pulmonar por Hantavirus es una enfermedad infecciosa aguda, habitualmente grave, que puede ser mortal, presente en Chile desde la década de los 90. Se adquiere por contacto con fluidos de ratones silvestres de “cola larga” (Oligorizomys longicaudatus) portadores del virus, principalmente a través de las fecas y orina que dejan en los matorrales o en espacios cerrados como cabañas y bodegas. Los aerosoles de esta orina son inhalados por las personas, produciéndose el contagio.