“Ha sido increíble la cantidad de cantoras y cantores que hemos ido descubriendo”

0
991
Cantora participa actualmente de un proyecto Fondart sobre el rescate del canto campesino.

Proyecto de recopilación. La destacada hualañesina, dedicada también al canto, participa de un Fondart a través del cual se hace un rescate del canto campesino del Maule.

CURICÓ. La profesional destacó los alcances que se han logrado a través de este trabajo de recopilación. “Ha sido increíble la cantidad de cantoras y cantores que hemos ido conociendo con distintos estilos, con una cantidad de repertorio que es inigualable. En su mayoría tienen temas inéditos, que son muchos. Pero no han tenido oportunidad de grabar, de mostrarlo, porque en general son cantores de bajo perfil y por costumbre cantan para ellos. Dicen: ‘cantamos por sentir, no por lucir’”, indicó.

El proyecto Fondart se denomina “Al Encuentro de las Cantoras Campesinas del Maule” y consiste en recopilar el trabajo e identidad de cantoras y cantores, con miras a la realización de un catastro que servirá de registro al respecto.

NECESIDAD

Amalia del Carmen Céspedes Reyes nació en el sector Remolino de la comuna de Hualañé.

Su amor por el canto campesino lo heredó de tías, de su madre y de gente de su sector. Acompañaba a sus tías a trillas, velatorios de angelitos, celebraciones de santos, fiestas familiares. “Las cuales hasta hoy se mantienen. Eso me motivó como cantora natural”, dijo.

Esta cantora ha participado en numerosos festivales, hace clases de folclor a niños, ha participado de otros Fondart. Uno de ellos le permitió, el 2019, grabar un CD recopilatorio.

“Empezar a componer nace de una necesidad. La vida de uno va avanzando y uno como cantora va teniendo ciertas vivencias que sentí la necesidad de ir plasmando. Para ello recibí todo el apoyo de Mauricia Saavedra y Chincolito”, acotó, agregando que actualmente se encuentra componiendo nuevos temas.

 

REGISTRO

Para Amalia Céspedes “Al Encuentro de las Cantoras Campesinas del Maule” le ha dado un valor al trabajo de cantoras y cantores maulinos, sobre todo para que su canto vaya quedando plasmado para las nuevas generaciones.

“Una forma de conservar el canto campesino es grabar y realizar registro audiovisual, alcanzar el nombre que debe tener el canto campesino como patrimonio de nuestra cultura”, concluyó.