“Prefiero ser constante y líder, que ganar etapas”

0
193
Francisco López y Juan Pablo Latrach.

Desempeño. Ayer fue un agradable día de descanso en el Dakar 2022, para Francisco “Chaleco” López (Copec-Red Bull-Maxus-Can Am-BCI Seguros) junto al navegante Juan Pablo Latrach.

RIYADH, ARABIA SAUDITA. Francisco “Chaleco” López (Copec-Red Bull-Maxus-Can Am-BCI Seguros) junto al navegante Juan Pablo Latrach, lideran la categoría Prototipo Ligeros o T3 con 24 horas 19 minutos 17 segundos, con una distancia de 23 minutos 19 segundos de su más cercano rival y compañero de equipo, el sueco Sebastian Eriksson- Wouter Rosegaar. Ambos pilotos pertenecen al team South Racing-Can-Am.

A falta de 3.951 kilómetros, que terminarán el viernes 14 en Jeddah, el binomio chileno trabajó durante el día de descanso intensamente en la máquina junto al equipo de mecánicos, para afrontar la carrera de la mejor forma en las seis etapas que faltan. Si bien el curicano no ha ganado aún una etapa, se mantiene tranquilo y sin la ambición de hacerlo luego de la experiencia que ha ganado como piloto de motos y luego en los UTV, con dos títulos del Dakar en 2019 y 2021, ambos podio en Can-Am. Hoy como piloto oficial con un contrato por tres años, “Chaleco” respira más aliviado y optimista en el futuro que le espera como piloto de rally cross country, realizando un análisis de su actual participación en el Dakar.

¿Cuál es tu sensación luego de cumplida la primera parte del Dakar?

“Muy positiva la primera semana, bastante buena. De principio a fin hemos sido eficientes, cuidando la máquina y no hemos perdido mayor tiempo. Hay pilotos muy rápidos en la categoría que han roto motores o se han quedado en la mitad, en cambio nosotros hemos sido constantes. La suma de eso nos tiene como líderes de la general”.

Estás en la posición 1° de la General, ¿estaba dentro de tus expectativas ser el líder durante la primera parte del Dakar?

“Siempre uno trata de ir con ventaja o de llegar al día de descanso en la mejor posición, pero muchas veces en el camino puedes romper una pieza o tener un mal día o quedar rezagado. Hoy estamos líderes de la general por 23 minutos, pero acá en cualquier día se puede dar vuelta la situación. Estamos contentos con ese colchoncito para seguir atacando desde mañana (domingo), pero no está todo dicho todavía”.

Cuando resta la 2ª parte, ¿qué tan difícil es sentir la presión cada día de ser el líder y soportarla?

“Creo que más que presión es la motivación para seguir corriendo. Acá hay que disfrutar estos días que nos quedan de carrera, porque o si no se hace muy extenso. Lo importante es salir a entregar lo mejor y ser constantes”.

¿Te incomoda hasta ahora no haber ganado ninguna etapa y ser el líder del Dakar?

“No me incomoda para nada. Prefiero ir como líder de la competencia que ganar etapas. El Dakar es una carrera de principio a fin. Muchas veces uno gana varias etapas, que es lo que todos queremos, pero uno quiere ser conservador, no romper, llegar a la meta y tratar de ser competitivo hasta el final. Esta es una competencia de regularidad. Esperamos la segunda semana ganar alguna etapa, pero lo importante es ser competitivo y estar lo más arriba en la general”.

¿Cuál ha sido tu mejor y peor momento durante la primera parte del Dakar y por qué?

“El peor momento sin duda ha sido el accidente de Ítalo Pedemonte que a todos los chilenos nos ha afectado bastante. Lo mejor es que vamos liderando y van saliendo todos los días los resultados que indican que vamos como líderes de la general”.

¿Qué echas de menos cada vez que pasas varios días fuera de Chile compitiendo como en el Dakar o simplemente te concentras y enfocas en lo que estás haciendo?

“Uno se enfoca en la competencia gran parte del año. Estamos preparados para eso. Y la primera semana pasó muy rápida. Pero no se puede dejar de echar de menos a la familia, a mis niños, a mi señora, a mi núcleo… Pero finalmente esa es la bencina día a día para poder entregar lo mejor y volver pronto a casa”.

La etapa especial de la jornada dominical será de 402 kilómetros entre Riyadh y Al Dawadimi y una distancia total de 700 kilómetros con enlaces, donde los participantes deberán lidiar con 100 kilómetros de dunas. Será un trazado de mucha arena desde el inicio del día que incluirá una buena dosis de navegación.