Mascarillas elaboradas con tela sustentable fueron donadas a comunidad de migrantes

0
787

Un total de 500. El programa “Campus Sustentable” de la UCM, lideró la iniciativa que permitió dar un segundo uso a bolsas corporativas e ir en ayuda de personas en situación de vulnerabilidad.

TALCA. Con el objetivo de reutilizar la tela TNT de bolsas corporativas, el programa “Campus Sustentable” de la Universidad Católica del Maule (UCM), confeccionó 500 mascarillas para la Comunidad de Movilidad Humana de Curicó, que acoge a personas extranjeras en situación de vulnerabilidad, por esto, surgió la idea de enfocar la ayuda hacia ellos.

“La campaña nació en el 2020 para poder elaborar mascarillas para aquellas personas que no pueden costearse una como elemento vital de protección personal. Destacar que se demostró científicamente que la tela TNT puede filtrar las partículas de saliva y por tanto serviría como tapabocas”, mencionó Juan Pablo Hernández, coordinador del programa “Campus Sustentable” de la UCM.

Al respecto, Pilar Ahumada, directora UCM sede Curicó, dijo que “con la ayuda de la Escuela de Enfermería de nuestra Universidad, llegamos al resultado de que esta tela permitiría la protección de los usuarios y era propicia para la elaboración de este elemento. Había muchas bolsas nuevas de esta tela sin utilizar y qué mejor que darles un uso que genere impacto en la comunidad”.

Y agregó que “queremos destacar que gracias a la articulación que tenemos también con la Vicaría a través de nuestro párroco el padre Rodrigo Arriagada, consideramos importante ayudar a un grupo muy vulnerable y que sin duda van a agradecer esta ayuda”.

En tanto, Jorge Burgos, director general de Vinculación de la UCM, comentó que “esta donación refleja el espíritu con el que se trabaja a nivel institucional, en conjunto con la sociedad y en beneficio de ésta, en este caso particular, de las comunidades migrantes. En momentos en que vemos con tristeza en nuestra propia realidad país, conductas humanas que se alejan de los valores cristianos de acogida al prójimo y de ayuda a quien más lo requiere, proyectos así nos reaniman e impulsan a seguir trabajando por el bien común. Se han articulado esfuerzos tanto internos en la UCM como con actuales socios nuestros, de la Vicaría y la Red de Colegios Católicos de Curicó, lo que nos alegra mucho”.

ENTREGA

Quien también tuvo participación en esta iniciativa fue el CAP UCM (Centro de Apoyo al Aprendizaje), ya que donó las bolsas de tela TNT y estudiantes UCM, que también son emprendedoras locales y fueron quienes las elaboraron. Las mascarillas fueron entregadas a la comunidad de migrantes, en una ceremonia litúrgica que se llevó a cabo el pasado viernes 8 de octubre en la sede Curicó. “Cabe destacar que la Dirección General de Vinculación, a través de su director Jorge Burgos, aportó recursos para el desarrollo de este proyecto y estamos muy agradecidos con su ayuda”, mencionó Juan Pablo Hernández.

El proyecto de las mascarillas sustentables para la comunidad de migrantes, fue presentado a la Red de Colegios Católicos, para solicitarles su colaboración en la elaboración de un sobre con mensajes de solidaridad y respeto hacia las personas que lo recibirían.

Durante esa instancia se sumaron establecimientos educacionales de Curicó y Molina, cuyos estudiantes, profesores y familiares, trabajaron en conjunto, la confección de los sobres en los que se entregarán las mascarillas.

“Llegamos a más de 400 envoltorios con diseños con materiales reutilizados, fueron hechos con cariño y muestran la conexión y el espíritu social que tiene cada niño, cada papá, cada profesor, la universidad, los colegios y toda la comunidad. Este proyecto fue maravilloso, consideramos que el impacto no es menor, agradecemos el espíritu UCM a quienes nos donaron la tela, quienes nos ayudaron también en la logística, como directora de la sede Curicó me parece sumamente relevante que podamos impactar y sumarnos a las contingencias que van ocurriendo”, indicó Pilar Ahumada.