Estudio concluye que marihuana vendida en Chile no posee propiedades medicinales

0
11037

Evidencia. Instituto de Salud Pública -ISP- analizó 490 muestras de cannabis, incautadas entre octubre de 2019 y abril de este año.

TALCA/SANTIAGO. El Senda y la Fiscalía Nacional, lideraron un inédito estudio sobre la composición química de la marihuana incautada en el país entre los años 2019 y 2021 y que, entre otros resultados, arrojó que no posee contiene concentraciones del principal compuesto terapéutico o medicinal que se le atribuye.

Las 490 muestras consideradas fueron analizadas por el Instituto de Salud Pública -ISP- para detectar principalmente tres componentes, como Delta-9-Tetrahidrocannabibol (THC), Cannabidiol (CBD) y Cannabinol (CBN).

Se logró determinar que el cannabis que se cultiva de forma local (patios, balcones) y el que se comercializa en Chile, no posee concentraciones del principal compuesto terapéutico que se le atribuye a la marihuana (CBD), ya que solamente posee altas concentraciones de componente psicoactivo (THC) con el agregado de que, además, pueden contener CBN, sustancia de reconocido poder tóxico.

Por otra parte, también se determinó que el CBD fue detectado solamente en cuatro muestras y en una concentración de trazas, es decir, el compuesto está presente, pero en una proporción menor al límite de cuantificación de la metodología analítica empleada. Respecto del CBN -compuesto psicoactivo de reconocido poder tóxico- fue detectado en 47 de las muestras, con un promedio de concentración de un 4,7%.

EFECTO ADICTIVO

En referencia al THC, que causa la mayoría de los efectivos adictivos y psicoactivos, este componente fue encontrado en la totalidad de las muestras analizadas y su promedio de concentración fue de 17%. Sin embargo, en 14 muestras de marihuana prensada se encontraron concentraciones que sobrepasan el 80% de THC. Así, el estudio es concluyente en establecer que el cannabis analizado en las más de 490 muestras incautadas en los últimos años en el país, no contiene concentraciones del principal compuesto terapéutico o medicinal que se le atribuye. En comparación, en tanto, a lo observado en Estados Unidos -de acuerdo al Estudio del Programa de monitoreo de la potencia del cannabis de la Universidad de Misisipi- la concentración de THC en el año 1995 era de 4% y de 11% para el año 2018.

En Europa, por otra parte -según el Informe Mundial de Drogas 2021- en el año 2002, se detectó una concentración de 6% y de 11% en el 2018.

REACCIONES

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, señaló que “lo que hemos hecho acá es aplicar ciencia a las políticas públicas para darle conocimiento a la ciudadanía sobre los peligros de la droga. Este estudio nos ha demostrado que las personas no saben lo que están consumiendo. La marihuana no sana, sino que daña y enferma. Desde la perspectiva del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, vamos a mantener el énfasis que le hemos dado a combatir el narcotráfico con toda la fuerza. Los vamos a perseguir y los vamos a poner a disposición de la justicia”.

Por su parte, el director nacional del Senda, Carlos Charme, agregó que “este inédito estudio nos permite conocer qué compone esta droga, qué están consumiendo las personas en nuestro país. Además, para aquellos que sostienen que esta planta podría tener propiedades terapéuticas, la evidencia de lo analizado científicamente por el ISP en casi 500 muestras de cannabis, arrojó que en ellas ni siquiera existen concentraciones del compuesto supuestamente terapéutico o CBD. Si bien en este último punto es la ciencia la que tiene que determinar si ese compuesto tiene propiedades terapéuticas o no, lo cierto es que, en la marihuana incautada en Chile, según lo analizado por ISP, no está presente”.

El director regional, Mario Fuenzalida, en tanto, resaltó que, una vez más, la evidencia es clara en que la marihuana afecta negativamente la salud de las personas y que, en el caso de las muestras analizadas en este estudio, es más dañina y adictiva.