Analizan medidas que podrían implementarse en complejos cruces

0
264

Ante preocupación de vecinos. Son diversas las aristas que se estudian para aportar mayor seguridad a la zona.

CURICÓ. La seguridad vial sigue siendo un tema de preocupación para los vecinos del sector de Isla de Marchant en Curicó. La alta velocidad a la que transitan los vehículos por la Ruta J-60 (Rauco-Curicó) ha provocado que en los últimos años se generen una serie de accidentes de distinta gravedad en la intersección con la ruta J-640. Por lo mismo, el alcalde Javier Muñoz junto a los dirigentes del sector, han encabezado una serie de solicitudes a Vialidad para que dicha zona pueda ser intervenida. Ante tal contexto, diversas autoridades sostuvieron una reunión precisamente con vecinos, en específico, en la sede social de “Las Vertientes”, instancia donde se informó respecto de las acciones que se podrían comenzar a realizar. Además del citado jefe comunal, también respondieron a la cita el seremi de Transporte, Carlos Palacios y el jefe provincial (s) de vialidad, Jorge Mateluna.

“Abordamos las materias y nos hemos comprometido a hacer algunos levantamientos y propuestas, que vamos a trabajar con los dirigentes del sector para ver medidas de mediano y de largo plazo que se puedan implementar acá, en las intersecciones de Isla de Marchant, de Las Vertientes (El Luchín) y también en Barros Negros, así que nos quedamos de reunir en algunas semanas más para ver cuáles son las propuestas y por qué vía las vamos a ir canalizando y postulando”, indicó al respecto el alcalde de Curicó.

POSIBLES SOLUCIONES

Son diversas las aristas que se estudian para aportar mayor seguridad a la zona. El jefe provincial de Vialidad, Jorge Mateluna, dijo que se están buscando algunas soluciones para mitigar los efectos en éste que es un cruce muy complejo.

“Estuvimos junto al director regional de Vialidad y al encargado de la unidad de seguridad vial de la región, buscando algunas soluciones que vengan a mitigar los problemas que se presentan en un cruce muy complejo y que, esperamos que con la ayuda de los vecinos, de los usuarios del camino, más el aporte que pueda hacer la dirección de Vialidad, ya sea a través del contrato global o de la administración directa, pueda haber por el momento algún tipo de solución provisoria en lo inmediato, para a futuro pensar en un proyecto mayor (largo plazo) para que se solucione en forma definitiva, teniendo presente la gran cantidad de vehículos que circula por la ruta J-60 y que afecta directamente a los peatones”, indicó.

También el profesional detalló que algunas de las medidas que se podrían implementar una vez que se tenga el resultado del estudio, que está haciendo Vialidad, son “principalmente señalizaciones, mejoramiento de la carpeta en ambos accesos, cosa que permita que los vehículos puedan salir sin generar grandes tracciones y velocidad excesiva y señalización vertical. Una vez que tenga el proyecto que entregue la unidad de seguridad vial de la región, nos vamos a reunir para contarles lo que esperamos estar ejecutando ya”.

SEMAFORIZACIÓN

En tanto, el seremi de Transporte, Carlos Palacios, comentó que también se estaría trabajando en un proyecto para la semaforización del sector y otras mejoras al tránsito, entre Barros Negros y el puente Rauco.

“Quedaron compromisos realizados, nos vamos a juntar de aquí a 30 días más y esperamos que podamos además proyectar una semaforización en el sector y ojalá también podamos hacer algo más que nos permita solucionar, en definitiva, no solamente el cruce de la J-60 con Los Guindos, sino que también podamos tener una idea que hacer a largo plazo en la ruta J-60 hasta el puente Rauco”, dijo.

El seremi también hizo un llamado a los automovilistas a que reduzcan la velocidad en la zona. “Hoy día es importante evitar accidentes y al mismo tiempo, es muy interesante ver motivos por lo cual se están producciones accidentes, que además del exceso de velocidad, están los cruces de los peatones cuando el transporte público deja a las personas en lugares no debidos, así que vamos a trabajar en varios aspectos para resolver esta problemática en el sector”, acotó.

VECINOS

Tras la reunión, Francisco Ramírez, presidente de la junta de vecinos “El Progreso” de Isla de Marchant, dijo sentirse conforme con la disposición de las autoridades para buscar una solución próxima a los problemas de la ruta.

“Nosotros nos quedamos bastante contentos porque el director de vialidad, don Jorge Mateluna, estuvo bastante llano a poder colaborar y ver las soluciones inmediatas de la carretera ruta J-60, con respecto a toda la problemática que tenemos de accidentes, falta de señalética y algunos hoyos que hay en el contorno de la ruta, sobre todo en los cruces acá en Santa Olga y de la Isla de Marchant, El Progreso”, dijo.

Esperando que estos trabajos comiencen lo antes posible, el dirigente vecinal expuso que lo que se busca es prevenir los accidentes, además de mejorar las condiciones de visibilidad en el sector.

“Esto para que venga a solucionar en parte todos los accidentes fatales y ese tipo de cosas. Estamos viendo un tema de iluminación, el paso del puente Rauco, la problemática del puente Quete Quete, que es el puente más angosto de toda la Ruta J-60, es el cuello de botella que tenemos a la salida de Curicó, además de ser angosto está en un desnivel desproporcionado donde los vehículos casi saltan y provocan accidentes”, acotó.