Joven curicana resultó segunda en Festival Internacional de Danza Árabe

0
1147
Nicol Cortés Canales, cuyo nombre artístico es Dalia, obtuvo un importante reconocimiento en este festival de carácter mundial.

“Belly Break Festival”. 21 países participaron en el encuentro que en esta oportunidad se desarrolló en modalidad online. Es uno de los más importantes del mundo en el género.

CURICÓ. Una gran alegría y orgullo para la ciudad es el logro de la joven curicana Nicol Cortés Canales, de nombre artístico Dalia, de 14 años, quien obtuvo el segundo lugar en la Competencia Internacional de Danza Árabe “Belly Break Festival”, organizada por el bailarín internacional Umut Ajnun.

En el encuentro, realizado online los días 16, 17 y 18 de julio, participaron también como jurados bailarinas y bailarines de renombre internacional, como Alex Delora (Ucrania), Yamil Annun (Argentina) y Tamara Towsend (Chile). De allí la tremenda relevancia de la participación de Dalia, que fue apoyada por la Corporación Cultural de la Municipalidad de Curicó, con sala de ensayo, siguiendo los debidos protocolos sanitarios, además de difusión por este paso que está dando.

DESDE EL 2011

En este festival participaron más de 21 países. Es una de las competencias más importantes de la danza árabe en el mundo.

Umut Ajnun fue el fundador de este festival en 2011. El principal objetivo fue poner en relevancia el arte de la danza árabe, muy seguida en nuestro país.

Asimismo, al haber sido creado desde Concepción, también se buscó descentralizar este arte de música y danza, que recoge parte de la belleza de la cultura árabe.

SUEÑOS Y METAS

Para Nicol, este premio es un gran logro. “Es un reconocimiento a mi esfuerzo. Me inspira a tener más ganas de seguir en la danza árabe, de esforzarme y seguir cumpliendo mis sueños y metas y mejorar mi desempeño en la danza”, señala.

“También una parte fundamental en este logro fue mi mamá –Lisette Canales-, ya que ella me ayudó demasiado en los momentos de frustración y desmotivación; ella y mi profesora de danza –Nathaly Christiansen-“, agrega la joven bailarina.

En los últimos veinte años, la danza árabe ha ido cobrando cada vez más adeptos en Chile. En Curicó existen numerosos grupos que cultivan esta manifestación artística y aunque mayoritariamente mujeres siguen esta disciplina de baile y música, progresivamente se ha ido incluyendo una mayor cantidad de varones.