“No me esperaba la salida del club”

0
782

Renovación. Tras nueve temporadas en el Curi y ser con 242 partidos oficiales, el número uno en la historia del club de quiénes más han jugado defendiendo la camiseta albirroja, el capitán dice adiós y abre su corazón para expresar su sentir y dar las gracias especialmente a los hinchas. “Me quería retirar acá”, reconoce y agrega que “uno debe aceptar lo que los dirigentes o cuerpo técnico decida”. Cortés busca nuevo club.  

CURICÓ. Generalmente evita hablar en público, sin embargo, cuando tiene que sacar la voz lo hace, más ahora cuando debe decir adiós. Con su fiel mate a cuestas, Martín Cortés, uno de los últimos referentes de Curicó Unido se sienta para hablar con diario La Prensa, abrir su corazón y reconocer que su deseo era retirarse en el club donde es el que más ha jugado en la historia de la institución. “Son tantos años que uno sabe que este momento iba a llegar, el retirarse del club, pero uno nunca está preparado para irse de donde está cómodo o de dónde quiere estar”, comienza diciendo, mientras se acomoda y habla del balance de la irregular campaña del 2020 que será recordada por el Coronavirus. 

TRANQUILO

“Sí, lo he hablado, me quería retirar acá en el club, ver a mi hijo entrar a la cancha, pero la pandemia no lo permitió”, agrega Martín Cortés, el capitán de los últimos años de este Curicó Unido que ahora verá la jineta en el brazo de otro histórico como Franco Bechtholdt. “Yo no me esperaba la salida del club, siempre estuve a disposición, estuve citado en los 34 partidos, jugué 32, los GPS indicaban que mis números físicos eran muy buenos y los cuerpos técnicos me lo hacían saber, no me lo esperaba, hubo una baja en el último mes, pero esa baja futbolística fue a nivel general, pero me voy contento con mi rendimiento, no solo ahora sino que a lo largo de tantos años, me voy tranquilo”, señala y respira el “Enano”, mientras sus fieles amigos y cercanos le siguen aplaudiendo todo lo que ha sido en su paso por Curicó. “Más allá de agradecerles, quiero decirles que me voy tranquilo, no hay una persona que pueda hablar mal de mí, siempre me comporté de la misma forma en toda parte de la ciudad, Martín Cortés es uno y me voy tranquilo, siempre defendí al club de la mejor manera y a los nenes que me han escrito, agradecerles y decirles que no me voy por una decisión propia, pero uno es consciente y debe aceptar lo que los dirigentes o el cuerpo técnico decida”, agrega.

EN DEUDA

Cortés es querido y respetado entre los hinchas de Curicó Unido, quienes mayoritariamente en redes sociales le han manifestado todo el cariño ganado en nueve temporadas liderando al equipo en cancha. “Estoy al tanto de todo, he leído y las cosas buenas a uno lo fortalecen y los comentarios negativos uno los descarta o sirven para ir creciendo, aprendiendo y ver otros puntos de vista, pero la verdad es que no pensé ser tan querido en la ciudad y en mi salida mucha gente abrió el corazón, me decían muchas cosas y voy a estar en deuda por siempre con esa gente”, se sincera Cortés. Respecto a cómo se desinfló el equipo en la era Palermo y en terminar aguantando la permanencia, más que enfocados en llegar a una copa internacional, Cortés señala que “estuvimos ilusionados por ese maldito cupo de jugar en una Copa, esa ilusión se veía en la gente, en la ciudad y el último mes esa ilusión se fue diluyendo, triste por eso y puede ser que pasaron tantas cosas que el rendimiento haya mermado un poco. Nosotros dentro de la cancha no encontrábamos herramientas, nos costó a todos, no solamente a Palermo, intentamos siempre hacer lo mejor para Curicó Unido”. A la hora del adiós, el histórico capitán que levantó el título del 2017 señala que en el Curi “las cosas vividas son muchísimas, pero hasta acá llega mi historia en el club, se puede dar la vuelta y volver, pero veremos qué pasa en el camino, solo debo dar las gracias a toda la gente y la ciudad”, finaliza mientras ya tiene ofertas de Melipilla y Ñublense para jugar en Primera, aunque el Rangers de Marcoleta también podría ir por él. Por ahora, alista su mudanza, no descarta volver a Argentina, aunque le cuesta dejar todo lo sembrado en Curicó.