Investigan robo de vacunas contra el Covid-19 en Centro de Salud familiar

0
702

Diligencias. Se ordenó un sumario administrativo en la Municipalidad de Curicó y en la Seremi de Salud, mientras que la PDI revisa huellas y cámaras para dar con él o los responsables.

CURICÓ. La etapa de inoculación iba muy bien encaminada en la capital de la puerta norte del Maule. Sin embargo, la noche del lunes pasado el robo de una caja con 40 vacunas del laboratorio Sinovac cayó como un balde de agua fría en las autoridades y la comunidad, especialmente en los adultos mayores que estaban recibiendo la primera dosis en estos días.

Una vez conocido el hecho, concurrió al Centro de Salud Familiar Miguel Ángel Arenas, del sector Los Aromos, personal especializado de la Brigada de Robos de la  Policía de Investigaciones. 

En ese sentido, el jefe provincial de la policía civil, subprefecto Gino Gutiérrez, afirmó que estamos ante un delito denominado hurto agravado, señalando además que las dosis sustraídas “han perdido su cadena de frío, por lo mismo no debieran estar activas y se desconoce si pueden causar algún daño. El llamado a la población es informar cualquier antecedente al nivel 134”.

En tanto, la fiscal Carmen Gloria Manríquez señaló que las diligencias están orientadas en determinar la identidad de los presuntos responsables. “Se encuentra trabajando laboratorio especializado a fin de establecer huellas y se encuentran además, revisando las cámaras de seguridad existentes en dicho establecimiento de salud”, dijo.

REPUDIO TOTAL

Las autoridades políticas rechazaron la desaparición de las vacunas. Uno de los primeros en referirse al tema fue el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, quien lamentó el hecho debido a que “lo único que hace es provocar un daño a la comunidad y a los equipos que se han esforzado por desarrollar un proceso limpio que hasta este momento estaba impecable en términos de espacios, rapidez, velocidad y de no ver esas aglomeraciones que se ven en otras ciudades del país”.

Una opinión similar tiene el gobernador provincial, Roberto González, quien indicó que como Gobierno lamentan y condenan los hechos que han ocurrido e hizo un llamado a la comunidad, en cuanto a “que si tiene conocimiento de estas vacunas a no inocularse porque no sabemos qué consecuencias puede traer en la población”. 

PROCESO SIGUE

La seremi de Salud, Marlenne Durán, informó que se investigará el hecho y pidió a la población tranquilidad, pues la inoculación continuará como estaba planificada desde un comienzo. “Instruiremos un sumario administrativo y se pondrán todos los antecedentes a disposición de la Fiscalía “, acotó. 

La autoridad sanitaria regional puntualizó que es “muy importante destacar y señalar que en ningún caso este hecho afecta la continuidad del proceso de vacunación, va a seguir su avance normal en la Región del Maule y en la comuna de Curicó con el cronograma establecido por el ministerio de Salud”.