Minsal declara que “lo ideal” es respetar grupos prioritarios para la vacuna, pero se abre a flexibilizar las dosis

0
347

“Si el fin de semana no llegan los adultos mayores y llegan bomberos, encargados de recolectar la basura o personas que trabajan distribuyendo el agua potable o la electricidad, creo que hay que tomar en cuenta el criterio”, dijo el ministro Paris, quien también respaldó que se amplíe el personal que administra las inyecciones.

“A nosotros lo que nos interesa es que se vacune la mayor cantidad de personas. ¿Por qué fijamos el calendario? Por criticidad, edad y enfermedad, pero también para evitar las aglomeraciones. Eso es lo que queremos evitar, sin embargo le solicitamos a los municipios, que yo sé que lo están haciendo voluntariamente, que ojalá respeten el calendario que ha fijado el Ministerio de Salud”.

Con estas palabras, el ministro Enrique Paris abordó la lógica de vacunación de acuerdo a los grupos definidos inicialmente por el Minsal, una calendarización que señaló que sería “lo ideal” que se respete, aunque se mostró abierto a flexibilizar el proceso en caso de una baja afluencia por parte de pacientes crónicos o adultos mayores.

“A nosotros nos gustaría que se priorizaran los grupos prioritarios, pero si en el trabajo del fin de semana no llegan los adultos mayores o no llegan otras personas y llegan bomberos, como ha ocurrido en algunos municipios, o llega gente que está encargada de recolectar la basura, que son muy importantes, o llegan personas que trabajan distribuyendo el agua potable o la electricidad, creo que también hay que tomar en cuenta la elección o el criterio del municipio correspondiente para poder vacunar a esas personas”, dijo el titular de Salud.

Paris, además, explicó la decisión de incorporar a otros funcionarios de la salud, como matronas y dentistas, para la administración de vacunas. “Sí hay justificación para que otros profesionales de la salud, bajo la supervisión de las enfermeras o con el entrenamiento suficiente, puedan obviamente participar en la campaña de vacunación”, dijo.

“Esto no es un atentado en contra de las enfermeras, como algunos tuits extremistas han salido a circular, todo lo contrario”, añadió el secretario de Estado. “¿Por qué vamos a estar en contra de la gente que quiera colaborar voluntariamente y que además va a recibir una instrucción (lo haga)?”, apuntó. “Creo que es muy importante que, cuanto más gente tengamos para vacunar, lo hagamos”.

El ministro señaló que ha pedido que “si hay enfermeras o enfermeros que están cesantes, como se ha dicho, que nos hagan llegar el listado y haremos lo posible por contratarlos”. “¿Pero cómo voy a negarme a que los dentistas o las matronas o los TENS quieran contribuir a esta campaña? ¿Por qué me voy a negar? ¿Con qué cara voy a decirle que no las acepto y que tienen que seguir vacunando solo las enfermeras?”, dijo.

“Y si algunos municipios me dicen ‘no tengo enfermera’, ¿con qué cara les voy a decir ‘no tengo de dónde sacar más gente’? Entiendan por favor que esta es una labor solidaria. Nadie está pasando a llevar ni el profesionalismo, ni la calidad de las enfermeras, todo lo contrario: las respetamos”, agregó.

Además, el ministro les solicitó —”si voluntariamente lo aceptan y se los pido de todo corazón”— que ayuden a entrenar a estos profesionales de la salud para la administración de vacunas, aunque destacó que “los dentistas saben colocar inyecciones” —”¿cuántos han ido al dentista y les han colocado anestesia?”— y que “las matronas saben también”.

Fuente: Emol.com