Autoridades analizaron medidas para enfrentar el invierno que se avecina

0
983
Participantes de la reunión, concordaron que la clave está en la prevención.

En la provincia de Curicó. El llamado principal fue a prevenir inconvenientes que afecten a la población, tal como ocurrió el año pasado.

CURICÓ. El encuentro fue encabezado por el delegado presidencial provincial, José Patricio Correa, quien manifestó que era relevante conversar con todos los actores relacionados con prevenir inconvenientes en el próximo invierno.

“Era fundamental poder dialogar con los encargados de emergencias en las comunas y las instituciones policiales. Además, tuvimos la presencia del alcalde de Sagrada Familia”, dijo.

La autoridad indicó que lo primordial está orientado a que la población sufra el menor riesgo y la menor afectación en el caso de algún problema.

“Aquí el llamado es a que cada comuna debe actualizar sus planes de emergencia y los organismos del Estado estar a disposición”, resaltó.

No hay que olvidar que el año pasado se registraron cientos de damnificados en la zona central del país producto de las intensas precipitaciones que provocaron inundaciones en varias comunas que arrasaron con casas y muchas hectáreas de agricultores.

COMPROMISOS

José Patricio Correa contó que se adoptaron algunos acuerdos en relación al manejo del flujo de información que surja en algún asunto a abordar este invierno 2024, el cual esperan con menos lluvias.

“Y no solamente pensando en inundaciones e incendios forestales, sino que también a algún evento de catástrofe mayor”, sostuvo.

El delegado presidencial provincial de Curicó puntualizó que cada Municipalidad tiene que tener claro sus medidas y responsables en su implementación.

“Hay un trabajo y una tarea que es fundamental que tienen que hacer las comunas y es la prevención. Limpieza, por ejemplo, de cauces que están dentro de la zona urbana, pues la Contraloría dictaminó ese proceso”, aseveró.

Agregó que también se les hace un llamado a los canalistas para “que se hagan cargo de la limpieza de los cauces que pudiesen haber sido afectados o tienen el riesgo de una afectación mayor que generen algún problema directo a una obra civil o a la población colindante”.