Formalizan por maltrato animal a encargada de refugio ubicado en sector Vista Hermosa

0
745
Cabe recordar que Padilla fue detenida por Carabineros la mañana del miércoles de la presente semana, en el contexto del desarrollo de un “desalojo”.

Audiencia. A pesar que el juez reconoció que no quería optar por decretar la medida cautelar más gravosa que contempla el sistema, en definitiva, debido a que la defensa de la imputada no pudo acreditar un domicilio, magistrado decidió dar curso a la prisión preventiva “por peligro de fuga”.

CURICÓ. Ayer se llevó a cabo la audiencia de control de detención y de formalización de cargos en contra de Susana Padilla Aránguiz, mujer a cargo de la fundación “Almas en el Camino”, administradora de un refugio para animales, en su mayoría perros, ubicado en las dependencias de un recinto que hace años fue utilizado como una escuela en el sector Vista Hermosa.  Cabe recordar que Padilla fue detenida por Carabineros la mañana del miércoles de la presente semana, en el contexto del desarrollo de un “desalojo” establecido por el Juzgado de Letras de Curicó. Según lo dado a conocer durante la citada audiencia por la fiscal Maite Mendiburu, en el patio del citado lugar, se pudo observar “una gran cantidad de animales, de perros en este caso, aproximadamente 70 de distintas razas, tamaños y edades”, los cuales permanecían en un “evidente estado de descuido, maltrato y “desnutrición”, sin un lugar específico “para el consumo de alimento o de agua”. Junto con ello, también quedó en evidencia que existían “jaulas” donde se encontraban “animales encerrados, sin alimentos”.  De hecho, una médica veterinaria del municipio de Curicó, señaló que gran parte de los animales se encontraban “desnutridos, con sarna y pulgas”. Junto con ello, recalcó que en algunos casos habría indicios incluso de violencia sexual, lo cual es materia de investigación.

HOGUERA
Otro detalle que fue consignado por Carabineros da cuenta de la presencia, en el centro del patio, de una hoguera donde aparentemente se quemaba basura. Entre las cenizas fueron encontrados restos de huesos, los cuales, se indicó, corresponderían a perros. Durante la audiencia, la fiscal Maite Mendiburu exhibió una serie de fotografías, que respaldan la condición en la que se encontraban los animales. En tal contexto, en definitiva, Susana Padilla Aránguiz, quien en la audiencia señaló ser una “rescatista”, fue formalizada por el delito de maltrato animal, en carácter de reiterado.

Durante la audiencia se recalcó que en el patio del desalojado refugio se pudo observar “una gran cantidad de animales”, los cuales permanecían en un “evidente estado de descuido, maltrato y “desnutrición”, sin un lugar específico “para el consumo de alimento o de agua”.

MEDIDA CAUTELAR
Respecto a las medidas cautelares, durante la audiencia se presentó un hecho, por decirlo de una manera, poco común. Si bien tanto la Fiscalía como el Municipio, en su calidad de querellante, solicitaron que el tribunal decretara la medida cautelar más gravosa sobre la imputada, es decir, la prisión preventiva, en primera instancia el propio magistrado Jorge Omar Valenzuela, recalcó que no existían antecedentes que hicieran “indispensable” para el éxito del desarrollo de las venideras diligencias, dar curso a dicha medida. Curiosamente, a pesar de que el juez recalcó que en principio no quería optar por dicha vía, debido a que la defensa de la imputada no pudo acreditar un domicilio, en definitiva, decidió por decretar la medida cautelar de prisión preventiva “por peligro de fuga”. Eso sí, el magistrado fijó una fianza para la imputada de 300 mil pesos. De pagarla, Susana Padilla Aránguiz no podrá salir del país (arraigo nacional), deberá firmar de manera semanal en la Primera Comisaría de Carabineros de Curicó, además de no acercarse al refugio que administraba, en el sector Vista Hermosa. El plazo de investigación para la correspondiente causa fue fijado en 120 días.

ABOGADO DEFENSOR
Durante la audiencia, el abogado que representa a la imputada, Víctor Ricardo Bahamondes, solicitó que el Municipio de Curicó también fuera investigado “por la responsabilidad que tendría en dicho caso”.  Por su parte, tras la audiencia, recalcó que “la gran responsabilidad” de Susana Padilla Aránguiz pasaba por “hacerse cargo de más animales de su capacidad y solvencia económica”. “No contaba con todo el personal, no contaba con un apoyo económico de instituciones públicas, para poder solventar gastos médicos en beneficio de los animales”, dijo. Junto con ello, señaló que como jurista contaba con antecedentes “que involucran tanto al municipio como a un cuidador del propio municipio”, los cuales se darían a conocer, una vez que la imputada “saliera en libertad”. Respecto a los restos óseos encontrados en una hoguera, indicó que, si bien correspondían a perros, fue porque en su momento hubo en aquel lugar un “envenenamiento masivo”. “Esos restos óseos no son de ahora, lo cual se le dio cuenta al municipio, incluso al Ministerio Público. Se hicieron las denuncias”, dijo. Por último, el jurista descartó que los animales que estaban en el refugio, como se señaló en la audiencia, “carecieran de cuidados”, recalcando que, en los casos más extremos, fueron recogidos “con una evidente desnutrición”, y en otras oportunidades, con distintas “lesiones”.