El trabajo silencioso para ayudar a afectados por pasados temporales

0
789
Delegado presidencial provincial reconoció algunos retrasos en ayudas.

Gestiones. Ayudas económicas y de materiales de construcción se han sumado a trabajos en conectividad, aunque el gran tema pendiente tiene que ver con los dramas de los agricultores.

CURICÓ. Literalmente, después de la tormenta sale el sol, pues tras los estragos que provocaron las intensas lluvias que azotaron a la zona central de nuestro país los damnificados poco a poco comienzan a ponerse de pie. En contacto con diario La Prensa, el delegado presidencial provincial, José Patricio Correa, sostuvo que se ha hecho un trabajo muy importante con la gente de la comuna de Licantén, donde se han vivido meses muy difíciles. La autoridad recordó que cuando recién los afectados se estaban recuperando del sistema frontal de junio, vinieron las precipitaciones de agosto que causaron graves problemas, por ejemplo, de conectividad en el borde costero y Los Queñes, en la comuna de Romeral. “Ahí el proceso fue mucho más difícil. Todas las ayudas que se habían pronosticado para poder generar una reparación del primero (temporal) fue devastada por el segundo”, dijo.

VOLVER A LEVANTARSE
José Patricio Correa afirmó que debieron empezar de nuevo de cero y a generar las ayudas para las personas. “Levantamiento de fichas FIBE, el bono enseres, todo lo que tiene que ver con reconstrucción a través de las tarjetas del banco material y en el segundo evento se agilizó ese proceso utilizando el depósito en el bolsillo electrónico”, manifestó. A pesar de esas gestiones, admitió que hubo algunos retrasos en la generación de algunos pagos. “Pero a lo largo de estos meses se ha repuesto. Tenemos un alto porcentaje de pago y se ha atendido directamente a los comerciantes con Sercotec a través de la seremía de Economía”,  indicó.

AGRICULTURA
El delegado presidencial provincial de Curicó señaló que un tema que lo ocupa tiene que ver con la recuperación de tierras agrícolas, cuyos afectados realizaron una masiva manifestación el lunes pasado reclamando por la tardanza de las ayudas al sector. “Ahí estamos todavía a la espera porque la afectación es muy grande. Se está trabajando también en la reposición de canales de regadío, bocatomas y hay siete puntos que se están trabajando en la Cuenta del Mataquito con la DOH (Dirección de Obras Hidráulicas), entre ellos los más complejos que son el sector de Placilla en Licantén y Zapallar con el estero Guaiquillo de Curicó”, acotó. José Patricio Correa resaltó los trabajos que se iniciaron en el Parque Zapallar, donde cerca de 200 casas se inundaron en agosto pasado. “Los procesos de licitación fueron complejos porque se hacen licitaciones directas y ninguna empresa quería tomar esos trabajos. A la tercera, una aceptó y se empezó a hacer este gran proyecto de mitigación que consta de dos etapas”, apuntó.