Superintendencia de Medio Ambiente formula cargo contra agrícola Jacques y Lorenzini

0
893
El Plantel de Cerdos Tres Esquinas ha recibido denuncias por malos olores y proliferación de vectores que afectan a un establecimiento educacional.

Sanción. La compañía arriesga una multa de hasta 5.000 unidades tributarias anuales (UTA), equivalentes a más de $3.807 millones.

TALCA. La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formuló un cargo grave contra la empresa Agrícola Jacques y Lorenzini Limitada, titular del proyecto “Plantel de Cerdos Tres Esquinas”, por no contar con el permiso ambiental respectivo. El establecimiento, localizado en la comuna de Molina, Región del Maule, opera actualmente como un plantel de cerdos para la crianza y engorda de estos animales en cantidades superiores a las reportadas en sus inicios. Este caso tiene su origen en una serie de denuncias realizadas por la Municipalidad de Molina ante la Superintendencia, y que están vinculadas a la proliferación de vectores que afectan a un establecimiento educacional de la zona y por emisión de malos olores. Tras actividades de fiscalización realizadas en enero de 2021, se pudo constatar que ha existido un aumento del número de cerdos respecto a lo informado por el titular y por el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), correspondiendo la unidad fiscalizable en la actualidad a un plantel de crianza y engorda de cerdos de dimensiones industriales, conforme al literal l.3.3 del Reglamento del SEIA.

La Superintendenta de Medio Ambiente, Marie Claude Plumer, dio a conocer el proceso
sancionatorio.

Al respecto, la jefa de la Oficina Regional de la SMA del Maule, Mariela Valenzuela, señaló que “luego de distintas actividades de fiscalización realizadas al plantel, se pudo constatar que la empresa está ejecutando el proyecto, con un aumento en la cantidad de cerdos, sin contar con el permiso ambiental respectivo para este caso, lo que puede ser susceptible de causar algún tipo de impacto en el medio ambiente y también eventos de olores molestos y perjudiciales para las personas”.
En base a estos antecedentes, la Superintendencia del Medio Ambiente formuló un cargo contra el titular, tras constatar que la empresa modificó el proyecto “Plantel de Cerdos Tres Esquinas”, sin contar con una Resolución de Calificación Ambiental (RCA), consistente en la operación de un plantel y establo de crianza, lechería y/o engorda de animales, donde puedan ser mantenidos en confinamiento en patios de alimentación, por más de un mes continuado, un número igual o superior a setecientos cincuenta (750) animales porcinos mayores de veinticinco kilos (25 kg). Esta infracción fue imputada como grave, por lo que el titular de la empresa podrá ser objeto de la revocación de la RCA, clausura, o una multa de hasta 5.000 unidades tributarias anuales (UTA), equivalentes a más de $3.807 millones.
La superintendenta Marie Claude Plumer explicó que “con la formulación de cargos se inicia el procedimiento sancionatorio, con esto, la empresa dispone de 15 días hábiles para formular sus descargos o de 10 días hábiles para presentar un Programa de Cumplimiento. Es importante recordar a todos los titulares, que el cumplimiento ambiental es un imperativo, una condición para el funcionamiento de los proyectos”. Las infracciones clasificadas como graves, los titulares pueden ser objeto de la revocación de su Resolución de Calificación Ambiental (RCA), clausura, o de una multa de hasta 5.000 UTA. En este caso, la empresa Agrícola Jacques y Lorenzini Limitada arriesga una multa pecuniaria de hasta 5.000 mil UTA, equivalente a más de $3.807 millones.