Más de 51 mil millones de pesos es el monto a invertir para recuperar infraestructura dañada

0
872
Ayer en dependencias de la Delegación Presidencial Provincial de Curicó se dieron a conocer los detalles del ambicioso plan.

Tras sistemas frontales. Autoridades dieron a conocer plan que contempla un total de 16 proyectos para la provincia de Curicó, correspondiendo a faenas “definitivas” de distinta naturaleza.

CURICÓ. Más de 51 mil millones de pesos es el monto aproximado que se deberá invertir, solo en la provincia de Curicó, a fin de poder financiar los “proyectos definitivos” asociados al denominado “Plan Preliminar de Emergencia y Reconstrucción de Infraestructura”, estrategia impulsada desde el Ministerio de Obras Públicas (MOP), que tiene como objetivo “recuperar” lo que resultó dañado tras los sistemas frontales que golpearon a varias regiones del país, incluyendo el Maule, tanto en junio como en agosto pasado.
El detalle del citado plan fue dado a conocer ayer en un punto de prensa, en el que participaron diversas autoridades, entre ellas, el delegado presidencial provincial de Curicó José Patricio Correa y el seremi de Obras Públicas, Renzo Casas-Cordero.

DETALLE
En términos generales, el plan, en su etapa de las denominadas “soluciones definitivas”, contempla un total de 16 proyectos, de distinta naturaleza: hablamos de reposición de caminos, enrocados o defensas fluviales en varios sectores de los principales ríos de la provincia, servicios sanitarios rurales, entre otras iniciativas. El seremi de Obras Públicas Renzo Casas-Cordero recalcó que la inversión que se requerirá estaría “asegurada”. “Ya fueron (los proyectos) visados en Santiago, por decirlo de una forma y se iniciaron los procesos de las contrataciones de las empresas, por lo que esperamos que salga todo bien y tener lo antes posible a las empresas trabajando en los sectores indicados”, dijo.
“Tenemos 16 formulados para la rehabilitación de la provincia (de Curicó). De estos ya tenemos algunos que están presentados, están las invitaciones y esperamos tenerlos habilitados prontamente. En la Dirección de Vialidad ya tenemos el proyecto, por ejemplo, de la J-55, de Romeral, que ya es un proyecto que presentamos, hicimos las invitaciones, está el proceso y estamos próximo a adjudicarlo, esperamos a fin de mes, principios de octubre, por ende, próximo a empezar las obras. Son proyectos definitivos los que estamos presentando y por eso también es el monto de la inversión proyectada para la provincia”, acotó. En cuanto a la complejidad de las faenas que se necesitan realizar, Casas-Cordero señaló que en tal podio está el “camino a Romeral” y los enrocados”.
“Para los enrocados tenemos que esperar un poco que bajen los ríos para poder ingresar y hacer estos trabajos definitivos, por eso es hacer los procesos de contratación ahora, pero próximamente empezar los trabajos, alrededor de noviembre”, recalcó. 

DIFERENCIA
En el temporal de junio, en la provincia de Curicó hubo 35 afectaciones totales, en lo que respecta a la infraestructura del MOP, en comparación a las 87 que se presentaron producto del sistema frontal de agosto. Solamente el 15% de las afectaciones de junio “se volvieron a reiterar”, por lo que el resto “son todas nuevas”. En la provincia, a la fecha, solo un camino permanece “cortado”, tratándose de la ruta J-65, en el sector de Potrero Grande, por lo que ya se está trabajando en su “recuperación”.

REALIDAD
Al respecto, el delegado José Patricio Correa recalcó que se trata de un plan con “datos concretos”, con “plazos específicos”, esto a fin de “evitar cualquier tipo de suspicacia o rumor respecto a que no se esté trabajando”. “Lo fundamental es que la ciudadanía, a través de los medios de comunicación, conozca la realidad de los procesos que ha llevado el Ministerio de Obras Públicas a través de Vialidad, la DOH, la DOP e infraestructura general que ha sido afectada durante este segundo evento climático”, dijo.

TIEMPOS
Respecto a las iniciativas relacionadas a la recuperación de caminos, por ejemplo, el ligado a la ruta J-55, por sus características, sus faenas se deberían extender por cerca de “un año y medio”. En cuanto a los proyectos de enrocados y de APR, el tiempo de ejecución debería estar entre “seis meses y un año”. “Creo que es importante resaltar que no son proyectos de revitalización. Son proyectos nuevos. Es construcción nueva”, recalcó al respecto el propio delegado. 

LLAMADO
Correa también tuvo palabras para referirse a la problemática ligada a la afectación en el ámbito agrícola, en lo puntual, a la necesidad de asegurar el riego para los cultivos. En tal contexto, recordó que, en oportunidades anteriores, quienes forman parte de la clase política, dejaron de lado sus diferencias, logrando establecer puntos de encuentro. “Si no llegamos con agua para el riego durante los próximos meses, esto va a ser una catástrofe mayor aún (…) Cuando había temas de delincuencia que eran álgidos, los parlamentarios se unieron e hicieron una serie de leyes express y solucionaron varios temas. (Sobre el tema de la problemática del riego) la invitación es a que se converse, se dialogue. Menos críticas y estar más a disposición de solucionar los problemas reales a la gente”, cerró.