Lilia Morales: “La salud mental es un tema pendiente en nuestro país”

0
926
Para la sicóloga Lilia Morales Díaz, es importante reducir la jornada laboral y que las personas tengan tiempo para hacer deporte u otras actividades.

Psicóloga. Este planteamiento lo entregó la profesional, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Prevención del Suicidio.

CURICÓ. La salud mental de nuestro país está bastante debilitada y es un tema preocupante. Esto no solo por la pandemia que afectó al país por más de dos años, sino que también por la vida agitada que vive la sociedad. Por esa razón, es importante mencionar que el 10 de septiembre se conmemoró el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, iniciativa impulsada por la OMS, que busca  crear conciencia sobre la relevancia de abordar colectivamente este problema de salud pública. En Chile, el suicidio cobra la vida de 10,3 personas por cada 100 mil habitantes, situándonos como el sexto país con la mayor tasa de suicidios en América Latina. “La salud mental es un tema que siempre está pendiente. Si bien todos los años se le inyectan recursos a esta área, aún existe una deuda en esta materia”, expresó la psicóloga Lilia Morales Díaz, quien enfatizó que no basta con contratar más profesionales, sino que se requiere una inversión en diversos ámbitos. A su juicio, falta más educación y generar conciencia sobre la importancia de cuidar la salud mental de las personas. “Generalmente, las personas minimizan los síntomas y estas acceden a tratamiento cuando ya están sobrepasadas. Por esa razón, es importante poner énfasis en prevenir la depresión”, precisó Morales.

PREVENCIÓN
Para la psicóloga, también es importante fomentar la actividad física entre la comunidad y el contacto con la naturaleza. Junto con esto, es importante reducir la jornada laboral. Esto permitiría a las personas tener tiempo libre para desarrollar otras actividades y así reducir los riesgos de alguna enfermedad mental. Otro aspecto importante para la profesional es que las personas se den el tiempo para reflexionar y ver qué es lo que la persona debe priorizar en la vida. “En ese sentido, el insomnio y la falta de apetito son los primeros indicadores de que algo no está funcionando bien”, aseveró. A esto se agrega generar redes de apoyo que posibiliten a las personas hablar de lo que les está pasando. “Es importante lograr la empatía con los otros y, de esa manera, sentirse menos solo”, concluyó Morales.