Restringen acceso a zona cordillerana de la provincia

0
777
Policía uniformada ayudó a despejar patio de vecino en Llico.

Problemas. Calles anegadas e interrupción de la energía eléctrica, han marcado las últimas horas en la puerta norte del Maule.

CURICÓ. Un llamado a cuidarse, a salir lo estrictamente necesario y a tomar medidas preventivas hizo el delegado presidencial de Curicó, José Patricio Correa, debido al sistema frontal que azota la zona central del país.
La autoridad recordó que hay que estar atentos a las crecidas de río y canales, agregando que está cortada la ruta J-55 que conduce al paso Vergara.
“A partir del puente Hernán Briones, el que se ubica en el sector de Los Queñes, en el monumento Bío Bío. Hacia arriba no se puede transitar”, apuntó.
José Patricio Correa acotó que, además, está restringido en Molina “el acceso a la ruta K-275, a partir del kilómetro 19, específicamente, en el retén de El Radal. Solamente está autorizada para residentes y vehículos de emergencia, municipales, Carabineros y otros”.

MONITOREO
En tanto, el encargado de Emergencia del municipio curicano, Marcelo Quitral, señaló que hasta ahora se han presentado algunos inconvenientes. “Hemos tenido varios llamados por acumulación de agua y algunas limpiezas de canales que trajeron mucha basura, sacando colchones y otros desechos en general”, manifestó.
El funcionario indicó que, como siempre, “hay acumulaciones de agua en la calle que está dentro de lo normal y todo funcionando hasta el momento”.
Debido al viento y al agua caída, se reportaron cortes de energía eléctrica en la zona precordillerana de Curicó como Upeo y Monte Oscuro.

PROBLEMA EN LA ZONA COSTERA
Una emergencia se produjo la mañana de este jueves, minutos antes de las 8:00 horas, en un inmueble ubicado en la avenida Ignacio Carrera Pinto sin número en la localidad de Llico, en la comuna de Vichuquén.
Hasta ese lugar concurrió personal de Carabineros del retén del sector, ya que estaba inundado el patio de la casa de un adulto mayor postrado, donde había peligro inminente de que el agua entrara al domicilio.
El comisario de Carabineros de la Segunda Comisaría de Licantén, mayor Luis Avilés, contó que funcionarios de la institución ayudaron a evacuar al agua lluvia caída en esa zona.
“El personal que estaba de servicio concurrió al lugar y con unas palas lograron hacer los surcos necesarios, para despejar el agua hacia la calle y que no se fuera al interior del domicilio a la espera de la llegada de los equipos de emergencia”, indicó.

Durante la jornada se registró un desplazamiento de agua y tierra, en el sector de la mina de Cementos Bío Bío en Los Queñes.