Alcalde insistirá en compromiso de erradicar la actual cárcel de Talca

0
685
El alcalde Juan Carlos Díaz insistirá en concretar el compromiso de erradicar la actual cárcel de la ciudad.

Controversia. Juan Carlos Díaz sostuvo que mantener el recinto penal en la Alameda, es un problema de ciudad y que ello provocará un enorme daño.

TALCA. “Si se mantiene la cárcel de Talca con la población penal, va a ser para siempre, y yo creo que el daño va a ser irreversible”. Con estas palabras el alcalde de la capital regional, Juan Carlos Díaz, se refirió ayer nuevamente a la controversia que se ha generado en torno al incierto cierre y erradicación del actual penal ubicado en la Alameda, para dar paso en esos terrenos al desarrollo de un proyecto de Centro Cívico y Ciudadano, para lo cual en su momento se estableció un concurso internacional de propuestas.
“Este es un problema de la ciudad, todos los que queremos nuestra ciudad tenemos que hacerlo propio, acá no va a haber una medida transitoria”, dijo el jefe comunal, insistiendo en hacer prevalecer el compromiso que existía en cuanto a eliminar el actual recinto carcelario, cuando se construyera y entrara en operación el nuevo penal La Laguna, levantado en el sector Aldea Campesina, al norte de la ciudad.
Las dudas sobre el destino final de la cárcel se han levantado desde la cartera de Justicia donde se ha dicho que está todo en evaluación y que no se descarta la continuidad de funcionamiento de la cárcel de la Alameda, además de la nueva La Laguna.
El argumento para lo anterior, es que se proyecta la necesidad en dos años de cuatro mil nuevas plazas carcelarias, de las que dos mil 320 las aportaría el recinto La Laguna y el resto se completaría con los cupos de penales como El Manzano, en el Biobío, sometido a ampliación.
Entendiendo que se trata de una problemática coyuntural, el alcalde afirmó que “nosotros insistimos que tiene que prevalecer la mirada de largo plazo, el sentido común y el bien común de las familias talquinas” y que “para construir ciudad tiene que existir esta mirada de largo plazo o de lo contrario, siempre nos vamos a quedar con la contingencia”.

REUNIONES Y APOYOS
El jefe comunal señaló que ya solicitaron la audiencia con el ministro de Justicia, Luis Cordero, pero que aún no hay fecha para ello.
“Esperemos que la reunión sea en el corto plazo, porque esto tiene sentido de urgencia, estamos pidiendo que se nos entreguen todos los antecedentes. Creemos que dialogando se resuelven los problemas, pero también es importante que se nos entregue la información de lo que se pretende hacer ahí”, dijo Díaz.
Asimismo, sostuvo haberse reunido con el ministro de la Vivienda y Urbanismo, Carlos Montes, para ver cómo se podía avanzar en la regeneración del casco histórico, y “uno de los proyectos detonantes es la recuperación de este espacio para la construcción de un barrio cívico”.
Consultado por las declaraciones de la gobernadora regional, Cristina Bravo, quien señaló que “va a tener que seguir funcionando por algún tiempo más el Centro de Cumplimiento Penitenciario”, refiriéndose al recinto de la Alameda, el alcalde dijo  que “no voy a polemizar con las autoridades regionales, pero yo no comparto esa idea, siempre tiene que prevalecer el trabajo y la mirada de largo plazo”.
Agregó que “acá hay un tema de fe pública, hemos firmado convenio con el Ministerio de Bienes Nacionales, Gobierno Regional y hemos avanzado también con el Ministerio de Justicia, esto trasciende a los gobiernos de turno”.
Asimismo, indicó que “nunca una política pública tiene que afectar la fe pública, el proceso descentralizador y la participación de una comunidad local”.
Donde el alcalde sí ha sumado apoyo es con los diputados Felipe Donoso (UDI) y Jorge Guzmán (Evópoli), quienes dijeron no aceptar que no se cierre la actual cárcel y que no se cumpla el compromiso de recuperar ese espacio público.

CRECIMIENTO DE LA CIUDAD
Andrés Maragaño, decano de la Facultad de Arquitectura, Música y Diseño de la Universidad de Talca, y quien en su momento encabezó el jurado del Concurso Espacio Cívico y Ciudadano, también se refirió al incierto futuro de la cárcel y la posibilidad de que prolongue su funcionamiento donde está. En su opinión, ello provoca un daño a la ciudad y a su desarrollo.
“Las ciudades crecen en extensión, también en complejidades, cubren necesidades de los habitantes, reafirman el espacio público como un espacio de todos, y también crecen culturalmente, este proyecto hace crecer la ciudad culturalmente. Mientras más retrasemos este proceso de transformación, la ciudad va a tener un resabio en este mismo proceso y horizonte que percibimos que debería tener la ciudad y el centro histórico”, aseveró, agregando que la idea de mantener la cárcel donde actualmente está, “hace un daño en términos de que ese lugar pudiésemos ocuparlo para beneficio público”.
Explicó que el impulso al nuevo espacio cívico y ciudadano tiene sentido en cuanto a que el reemplazo de la actual cárcel “beneficia al resto de la ciudad, a todo el conjunto, porque los centros históricos siguen siendo relevantes para el desarrollo tanto de la ciudad de Talca como de la región”.
Indicó que el proyecto de Centro Cívico y Ciudadano manifiesta la voluntad de hacer crecer culturalmente y estratégicamente la ciudad. “Es un proyecto razonado, estratégico y que está pensado en el desarrollo de la ciudad”, añadió.