Actual cárcel de Talca tiene destino incierto

0
1694
El seremi de Justicia, José González, indicó que cuando entre en operación la cárcel La Laguna, se decidirá qué hacer con el actual penal de Talca.

Evaluación. Seremi de Justicia indicó que cuando entre en operación el nuevo penal La Laguna, se resolverá qué hacer con el recinto penitenciario de la Alameda.

TALCA. En suspenso se encuentra el destino de la actual cárcel de Talca que está ubicada en plena Alameda, entre 3 y 4 Poniente. Esto, ya que pese a que se construyó un penal nuevo -La Laguna- al norte de Talca, en el sector de Aldea Campesina, precisamente para erradicar el recinto antiguo, hoy no se descarta que siga funcionando.
“Hoy está todo en evaluación”, dijo el seremi de Justicia, José González, al referirse a esta situación y que deja abierta la posibilidad de que la actual cárcel pueda prolongar su operación.
De esta manera, es incierto el futuro de este penal donde la Municipalidad de Talca había pensado levantar un barrio cívico, aprovechando para ello el terreno, y para lo que además abrió un concurso internacional de propuestas.
La autoridad de Justicia señaló que al próximo año se estima la necesidad de cuatro mil nuevas plazas carcelarias, dentro de las cuáles estarían consideradas las dos mil 320 que aportará la nueva cárcel La Laguna, y a las que se sumarían otras de penales como El Manzano sujeto a ampliación.
“La situación local se va a analizar cuando ya esté en operación La Laguna, esperamos que se abra el próximo año, el segundo semestre, deberíamos tenerla en operaciones. Se va a evaluar que se va a hacer con la cárcel de Talca y estamos evaluando el proyecto del alcalde de la ciudad y es una de las vías que se están manejando”, señaló el seremi, sin descartar que pueda prolongar su vida útil.
“Hoy día respecto de la cárcel de Talca está todo en evaluación y no podemos tomar una decisión mientras no esté en funcionamiento la cárcel La Laguna”, insistió la autoridad, al ser consultado por declaraciones que habría hecho en Talca el subsecretario de Justicia, Jaime Gajardo, en el sentido de evaluar el destino del actual recinto carcelario.
La necesidad de dar a basto con el crecimiento de la población penal, y donde se está a dos mil internos más para colapsar el sistema carcelario nacional, haría efectiva la posibilidad de no renunciar a los actuales penales como el de Talca.
Este escenario es muy distinto del que existía cuando se gestó el proyecto de construcción de una nueva cárcel en Talca y que permitiría erradicar definitivamente el penal que actualmente funciona en la Alameda y que con el correr de los años fue quedando inserto en el corazón de la ciudad, mientras la urbe se fue expandiendo.
La nueva cárcel La Laguna está totalmente construida y en estos momentos se sigue avanzando en la implementación y se están probando los sistema de seguridad, electricidad y monitoreo de vigilancia con mil 500 cámaras sofisticadas.

REALIDAD REGIONAL
En cuanto a la situación carcelaria en el Maule, el seremi indicó que existe sobrepoblación penal, pero controlada, sin colapso. En el caso de la cárcel de Talca -dijo-, esto significa que “tiene una capacidad de 476 internos y tenemos 800. Si tuviéramos mil sería descontrolada”.
Sostuvo que en otros recintos del Maule ocurre algo similar y en algunos, la población es menor.
Además, dijo que presentarán una serie de proyectos a fondos regionales para hacer reparaciones y ampliaciones de cárceles y también para el mejoramiento de las condiciones de trabajo del personal de Gendarmería. Un ejemplo de esto es lo que se espera hacer con el mejoramiento estándar de las garitas en las cárceles de Talca, Linares y Parral.