Plan de Emergencia Habitacional lleva un 36% de avance en el Maule

0
774
En el Maule se sigue avanzando con el Plan de Emergencia Habitacional, alcanzando ya un 36% de su concreción.

Desafío. A nivel regional la meta es de 16 mil 677 viviendas al término del período del actual Gobierno. A la fecha, un poco más de seis mil están terminadas.

TALCA. El Gobierno está impulsando un Plan de Emergencia Habitacional para dar respuesta a la enorme necesidad que existe en este ámbito. Al término del período se espera haber entregado 260 mil viviendas. A nivel regional, esta meta es de 16 mil 677 unidades. En este propósito el Maule muestra un 36,1% de avance.
Así lo dio a conocer el seremi de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Hernández, precisando que son seis mil 13 las viviendas terminadas y nueve mil 172 las en ejecución.
“Somos una de las regiones con mayor avance en todo Chile”, señaló, argumentando que “la meta no solo tiene que ver con el número global de la región, sino que además con metas comunales y que deben abordarse de manera específica en cada una de las 30 comunas y además, con la apertura de las diferentes líneas programáticas que ofrece este plan con 11 herramientas para enfrentarnos al déficit de viviendas”.

Según el ministro del ramo, Carlos Montes, de reciente visita en Talca, a la fecha a nivel nacional se han entregado 53 mil y en ejecución se encuentran otras 136 mil.
Además, dijo el secretario de Estado, hay otras siete mil 600 listas para iniciar su construcción. Por otro lado, Montes se refirió a la construcción de viviendas en madera industrializada como uno de los modelos con los que se espera avanzar para que en un par de años sea más masivo y significativo. Es un proceso de construcción más rápido y más sostenible.

COMUNAS DEL MAULE
Al momento de determinar la existencia de mayor demanda habitacional y donde se deben focalizar los esfuerzos, se puede establecer una triple categorización.
Por un lado están las comunas urbanas más pobladas, con una concentración especial en Talca, Linares y Curicó.
Además, están las zonas perimetrales o pericentrales que también tienen un número importante de habitantes y demandan un desafío importante en materia habitacional, como por ejemplo San Clemente, Maule y Constitución.
Por otro lado, hay zonas más rurales que requieren atenciones especiales por la dificultad de acceso al suelo y encontrar lugares aptos para la construcción de viviendas, siendo el caso de Licantén, Vichuquén, Hualañé, Teno, Curepto y Colbún, entre otras.

CASCO HISTÓRICO
El seremi explicó que en Talca, el desafío apunta no solo a la diversificación de las líneas programáticas, sino que además a la posibilidad de ser más creativos para tener acceso al suelo y que en el caso de la capital regional, dice relación con la regeneración del casco histórico.
“En Talca tenemos más de 50 hectáreas de vacíos urbanos en el casco histórico de la ciudad, por lo que el desafío es no solo que las personas accedan a la viviendas, sino que regenerar nuestro casco histórico en el centro de la ciudad, hacer que la gente viva más en el centro para colapsar menos las vías, dar más respiro a la congestión vehicular y dar vida al corazón de la ciudad”, explicó.
Precisamente, en pleno centro de la capital regional se acaba de hacer una de las últimas entregas: Mirador Urbano con 292 departamentos en terrenos que pertenecían a la empresa Calaf.