Ediles de oposición abandonaron concejo municipal por ausentismo reiterado del alcalde

0
782
Las concejalas Paula Retamal y Carolina Soto fueron las primeras en intervenir en el concejo municipal de ayer, expresando su molestia por la ausencia del alcalde y su decisión de abandonar la sesión.

Quiebre. Condicionaron su participación en las próximas sesiones a la asistencia del jefe comunal de Talca Juan Carlos Díaz.

TALCA. La habitual sesión, de los martes del concejo municipal de Talca, en el día de ayer estuvo lejos de la normalidad. Iniciada la reunión, presidida por la concejala Melania Moya, ante la ausencia del alcalde Juan Carlos Díaz, de inmediato los concejales de oposición tomaron consecutivamente la palabra para manifestar su malestar por la inasistencia del jefe comunal y decidieron hacer abandono de la sesión.
Es más, los concejales Paula Retamal (PC), Carolina Soto (PS), Hernán Astaburuaga (PS), Melania Moya (PC), Javiera Carrera (PH) y Juan Carlos Figueroa (DC), condicionaron su futura participación a las sesiones de concejo municipal siempre y cuando esté presente el alcalde Juan Carlos Díaz (RN).
Sostuvieron que la inasistencia del jefe comunal a las reuniones del concejo municipal se ha vuelto insostenible y no permite abordar temas de sumo interés en el momento de los incidentes y además ejercer el rol fiscalizador.
Tras levantarse de sus sillas, salieron rápidamente del salón José Manso de Velasco, en el segundo piso del edificio municipal. Una vez afuera, procedieron a firmar una lista de asistencia, concurrencia que en todo caso quedó en evidencia en la grabación de la sesión del concejo municipal y que se transmite en línea a través de la plataforma municipal de Facebook.
Al interior del concejo quedaron los concejales afines al alcalde, Patricio Mena (RN), Ervin Castillo (RN), Marcelo Rojas (UDI) y Juan Carlos Cáceres (Evópoli), sin poder continuar con la reunión por falta de quórum. También al interior del salón quedaron los funcionarios municipales y personas externas que asistieron para presentar una serie de temas a tratar en la reunión.
Una vez afuera del salón, diario La Prensa conversó con los concejales para conocer su posición frente a los hechos y el accionar en adelante.

“NO VAMOS A SESIONAR, SI NO ESTÁ”
Para el concejal Hernán Astaburuaga, “es una actitud contumaz, reiterativa del señor alcalde, no es algo aislado, pero todo tiene su límite y nosotros ya llegamos al límite”. Explicó que cuando el alcalde falta, los concejales se quedan sin la opción de plantear los incidentes y poder transmitirle inquietudes de la comunidad.
Además, criticó al alcalde, indicando que no atiende público y que cuesta mucho trabajo poder reunirse con él para abordar distintas temáticas.
“Decidimos hacer pesar la mayoría que tenemos en el concejo y establecer una dinámica y una relación distinta con el alcalde. No vamos a sesionar, si no está presente, salvo que sea una eventualidad de salud, porque sabemos que ha tenido muchos problemas de salud. Eso lo podemos entender, pero que falte por faltar o por no escucharnos, es una falta de respeto no solo para el concejo, sino que además para la ciudadanía”, señaló. 

SIN MAYOR CONTACTO
En tanto, concejala Paula Retamal también cuestionó la dinámica del alcalde, sosteniendo que “este no es el único ausentismo del alcalde, nosotros en paralelo intentamos contactar para resolver temas ciudadanos, el alcalde simplemente no contesta. Llega a pasar más de un mes, a veces donde uno no tiene contacto con él, pero no solo nosotros no tenemos contacto con él, sino que la ciudadanía”.
Señaló que si bien pueden sesionar sin el alcalde y tomar decisiones, lo cierto es que “no podemos hacer las consultas profundas a los temas que expone, ni siquiera nos cita a comisión que es lo que establece el reglamento para conversar los temas que se ponen en tabla y sostener un diálogo constante con el alcalde para decidir en conjunto las decisiones de la comuna”.
“No voy a sesionar hasta que el alcalde vuelva, por supuesto me voy a presentar todas las veces que me cite, pero en las condiciones que la ley amerita y él es el presidente del concejo municipal y esperamos que esté aquí para que escuche los requerimientos de la ciudadanía. La sesión va a partir, pero si el alcalde no está presente como presidente del concejo municipal, no vamos a seguir en la sesión”, insistió.

SITUACIÓN INSOSTENIBLE
Por su parte, la concejala Melania Moya, dijo que “me ha tocado presidir muchas veces, no tengo problema en eso, pero es importante que el alcalde se encuentre presente porque la comunidad eso espera, que sea dialogante el concejo, que podamos llegar a acuerdo y sacar lo mejor para las vecinas y vecinos”.
Agregó que “no estamos haciendo esto (abandonar la sesión) porque no queramos trabajar, todo lo contrario, y lo hacemos con dolor, y pena, porque sentimos que hay un abandono de la autoridad máxima en relación a muchas problemáticas que tienen  los vecinos y vecinas”.
Asimismo, señaló entender que pueda faltar por motivos de salud, pero -dijo- “hoy no hubo aviso y me entero cuando entramos de que voy a tener que presidir yo. No hubo aviso previo, no sé si está con licencia o permiso”.
Por su parte, la concejala Javiera Carrera planteó en los mismos términos la necesidad de que el alcalde esté presente en las sesiones del concejo municipal. “Uno puede entender motivos médicos, o personales para faltar a algunos concejos, pero para nosotros y la ciudadanía el alcalde es la cara de la administración local. Para nosotros es muy importante que esté en los concejos porque tenemos incidentes. Hoy tocaba informes de comisiones y es importante que el alcalde sepa lo que se está haciendo. Si él no está, no escucha, esa información no le va a llegar”.
En tanto, el concejal Juan Carlos Figueroa afirmó que viene denunciando estas situaciones desde hace un buen tiempo y que falta seriedad para resolver.
“Él ha sido prácticamente indolente con nosotros, nos ha faltado el respeto, falta cuando quiere. Si no falta, pide permiso administrativo, en la campaña constituyente pidió martes, miércoles y jueves para hacer campaña a su candidata. Pero esto está dentro de la legalidad”, dijo, agregando que “el alcalde debe estar presente, el tiene que responder”, señaló.
Dijo que hoy quedó demostrado que “una parte del concejo es disidente del alcalde, eso es positivo para la ciudad. Uno actúa como un agente constructivo y de fiscalización por el bien de la ciudad de Talca. Tenemos el deber de fiscalizar y normar”.

CASO MACROFERIA
La concejala Carolina Soto sostuvo que “llevamos más de un 50% de los concejos de este periodo, presididos por Melania Moya, y lo hemos hecho saber, pero esto es ya insostenible”. Esto, dijo, especialmente considerando que se está en medio de un proceso de fiscalización de eventuales irregularidades importantes por parte de esta administración.
Al respecto, mencionó que hay pronunciamientos de Contraloría sobre situaciones ocurridas en la comuna y que es necesario estudiar, y por otro lado, se iba a dar a conocer el fallo de la Corte de Apelaciones respecto de un proceso de desalojo que afectaba al patio 2 de la Macroferia. “Sacaron un decreto de desalojo y ellos presentaron un recurso de protección y efectivamente la Corte de Apelaciones ha fallado de que es ilegal, por ende todo lo que hizo la directora jurídica en septiembre del año pasado no se ajusta a derecho. Y eso nos parece preocupante”, añadió.