René Cortazar: “Demostramos cuando nos jugamos por el Rechazo que nos atrevemos”

0
652
René Cortázar formuló una cordial invitación a sumarse como militante de Amarillos por Chile. Corresponde a un llamado dirigido a quienes se sientan identificados con las ideas que van de la mano con dicha propuesta.

A fondo. Por estos días, Amarillos por Chile se trata de una colectividad en formación. Por lo mismo, se está llevando a cabo una campaña que apunta a poder sumar militantes y el apoyo necesario para, precisamente, transformarse en un partido político “con todas las de la ley”.

CURICÓ. Tras el plebiscito donde triunfó la opción Rechazo, uno de los movimientos políticos que busca su consolidación es Amarillos Por Chile. Por estos días, se trata de una colectividad en formación.
En tal contexto, varios de sus “rostros más conocidos”, o que presentan una vasta trayectoria en el ámbito del servicio público, están recorriendo el país a fin de sumar el apoyo necesario para, precisamente, poder dar el aludido paso. Por lo mismo, dicha campaña apunta a sumar militantes: a nivel nacional se requieren más de 18 mil personas. De aquel grupo, poco más de mil tienen que ser oriundos de la Región del Maule.

INVITACIÓN
En tal contexto, en conversación con diario La Prensa, el economista y miembro del comité político de Amarillos por Chile, René Cortázar Sanz, formuló una cordial invitación a quienes se sientan identificados con las ideas que van de la mano con dicha propuesta. Para ello, ya sea desde un celular o bien de un computador, se debe ingresar a la página web de Amarillos por Chile, buscar la opción “Quiero ser amarillo” y hacer clic en “Me quiero sumar”.
“Nosotros estamos pidiendo a las personas que no están contentos respecto a cómo está Chile hoy en día, que están pesimistas con el futuro, que están pesimistas con la delincuencia, con la violencia, con el estancamiento del país, con la falta de oportunidades, con la falta de empleo, con el nivel de enfrentamiento y de agresividad que se vive en el país, que nos den una posibilidad. Nosotros demostramos cuando nos jugamos por el Rechazo que nos atrevemos. Que tenemos la libertad para decir lo que pensamos. Y tuvimos una voz fuerte”, subrayó.

POPULISMO
Cortázar recuerda que Amarillos surgió en febrero del año pasado, en un momento donde la Convención Constitucional comenzó a formular propuestas “que a nosotros nos parecían dañinas para el país”.
“Los partidos políticos no estaban debatiendo estos temas, trascendentes para el país y de ahí surgió esta angustia de muchas personas. Se tendió además a polarizar: que la centro izquierda tenía que estar con el Apruebo y la centro derecha con el Rechazo”, dijo.
Cabe señalar que, como miembro de la DC, Cortázar fue parte activa de algunos gobiernos de la Concertación, siendo incluso ministro, por ejemplo, del Trabajo.
“Nos dimos cuenta que este proceso seguía, ya que se mantenía la necesidad de una nueva Constitución (…) Nos dimos cuenta que el desafío no era solo la Constitución, sino que era enfrentar el populismo que ha estado 10 años en Chile y que sigue ahí. Y eso en todos los temas”, acotó.

PRINCIPIOS
Precisamente en la página web www.amarillosxchile.cl, se encuentra la correspondiente declaración de principios.
“Nosotros creemos en la democracia representativa. Creemos que esa democracia hay que resguardarla. Creemos en el absoluto rechazo a la violencia de cualquier manera, sin justificación de ningún tipo (…) Nosotros creemos que el país tiene que terminar con esta fase de 10 años de estancamiento (…) Nosotros no creemos que la palabra acuerdos sea sucia. Los acuerdos son la base de la vida democrática y del entendimiento para que la sociedad pueda avanzar. Estamos haciendo un partido, que creemos que tiene un espacio”, apuntó.

VIOLENCIA
Otro punto de preocupación, dice Cortázar, es que el Estado chileno “no está haciendo su pega”, por ejemplo, al momento de enfrentar de manera adecuada la delincuencia y la violencia.
“Nosotros creemos que en el sistema político chileno falta un partido político que diga lo que estamos diciendo y que lo diga con fuerza, que rompa este esquema de izquierda y derecha, de que como nosotros éramos de centro izquierda teníamos que votar Apruebo ¡Pero no podíamos votar Apruebo si el proyecto no era el adecuado! Un partido que se atreva a decir los problemas por su nombre. Que cuando haya violencia, delincuencia, digan nosotros vamos a controlar, a través del Estado, la violencia. Sin ambigüedades”, dijo.
“Todos vimos en la televisión cómo los encapuchados en el Instituto Nacional tiraban bombas molotov y pudimos ver durante un largo período, de muchos meses, como la policía no los desarticulaba. Por lo mismo, la pregunta era lógica ¿El Estado no tenía la capacidad para enfrentar a un grupo de estudiantes, con mamelucos blancos? Y la respuesta es que sí, tiene la capacidad, pero que no está la voluntad política para hacerlo”, acotó.

VOTO OBLIGATORIO
Por último, Cortázar manifestó la necesidad de que se vuelva al voto obligatorio. “Nos dimos cuenta lo distorsionada que está la voluntad popular con el voto voluntario. Hay un sector inmenso que no está siendo escuchado, además como votan más los viejos que los jóvenes, los jóvenes están siendo menos escuchados. Y esto se expresa después en las campañas (…) Entonces ¿Qué empiezan a hacer los candidatos? Empiezan a orientarse hacia las personas de mayor edad y los jóvenes van quedando cada vez con menos voz. Un sistema de voto obligatorio, al hacer que todos voten, hace que esos jóvenes, que muchos de ellos no estaban votando, ahora sean atractivos para todos los dirigentes”, dijo.