Patricio Romero por debut en la Copa Libertadores: “Todo indica que jugamos en Rancagua o en Santiago”

0
1497
“Respecto del plantel profesional para el 2023, nuestro objetivo deportivo es lograr al menos mantener lo que hicimos este año, es decir, volver a clasificar a una copa internacional”, dijo Romero.

Balance y lo que viene. Respecto a la conformación del plantel de Curicó Unido, por estos días, el trabajo apunta, dijo el presidente del club albirrojo, a las negociaciones. La idea es poder “conservar” la mayor cantidad de nombres que sea posible. 

CURICÓ. A fin de profundizar respecto a lo que fue el mejor año para Curicó Unido en la máxima división de nuestro fútbol profesional y los desafíos que se vienen, tanto a corto como mediano plazo, el presidente de los albirrojos, Patricio Romero, visitó las dependencias de diario La Prensa. Junto con ello, adelantó las alternativas que se bajaran para que la escuadra del ratificado DT Damián Muñoz haga de local en su estreno en el ámbito internacional, en la fase previa de la Copa Libertadores.

La historia de Curicó Unido en la maxima división de nuestro fútbol está asociada más bien a luchar por mantenerse en la categoría ¿Qué fue lo que cambió para que ahora terminarán el torneo en la parte de arriba?
“Nosotros cuando asumimos como directorio, parte de nuestro proyecto decía que queríamos jugar una copa internacional celebrando los 50 años de aniversario. Y para ello, empezamos a revisar qué había que mejorar, de lo que teníamos, porque no todo era malo. Nos dimos cuenta que había una falencia en la forma de la selección del plantel. Por lo mismo, modificamos esa forma, creamos una secretaría técnica y formamos una mesa de trabajo, donde hay cuatro puntos de vista, donde está el cuerpo técnico, la gerencia técnica, donde está la secretaría técnica y donde está el directorio. Con eso ganamos disminuir los riesgos al formar el plantel (…) Nosotros somos bien asiduos a los números en el directorio, nos gusta la estadística y en base a eso se fue estableciendo una forma de trabajo, que la hemos instaurado y que la vamos a seguir aplicando”.

Respecto a esa mesa de trabajo ¿Cómo se toman las decisiones? ¿Se lleva a votación entre los que integran esa mesa?
“Básicamente es por mérito. Puede ser un muy buen nombre, pero si la estadística no lo acompaña, queda descartado. Lo que hacemos en general es que en la mesa se plantean tres nombres y vamos negociando. Si no resulta el primero, se va al segundo y así”.

¿Estuvo realmente en duda la continuidad de Damián Muñoz como DT?
“La verdad que no. Nosotros ya habíamos conversado mucho antes, desde mitad de año que habíamos conversado con Damián, que teníamos que seguir y que había que usar el mismo criterio para armar el plantel. De hecho, teníamos un acuerdo de palabra previo, pero faltaba afinar el número y ahí es donde se demoró esto, pero solo un poco. Una semana. Hasta que se llegó a un acuerdo total”.

¿Qué es lo que el hincha de Curicó Unido puede esperar para el 2023?
“Como institución, crecimiento. Una institución no es solo el plantel profesional. Acá hay más de 450 niños participando de las series formativas y de la escuela. También hay que incluir al fútbol femenino. Ahí es donde está nuestro principal objetivo, a largo plazo. Y respecto del plantel profesional para el 2023, nuestro objetivo deportivo es lograr al menos mantener lo que hicimos este año, es decir, volver a clasificar a una copa internacional”.

Respecto al plantel ¿Cómo se avizora el tema de los refuerzos y la renovación de algunos nombres? ¿El DT pidió algún tipo de plazo, por así decirlo, para tener conformado al que será el plantel definitivo?
“La verdad que estamos trabajando de acorde a los tiempos. Tenemos una base de 18 futbolistas, que están con contrato y seis cadetes que están integrados al plantel profesional. Tenemos 24 (futbolistas) hoy día y tenemos que reponer a los nueve que están sin contrato. Estamos en esa etapa, negociando y ver las alternativas en el caso de que no podamos llegar a un acuerdo. Ya es de público conocimiento que partió Juan Pablo Gómez, quien se fue por una visión personal, él quería estar en Santiago”.

Ahora, es natural que con la campaña que tuvo Curicó, lleguen ofertas…
“Pero eso es distinto. Es distinto a que el jugador quiera irse. La prioridad, según lo conversado con ellos, es Curicó. Obviamente eso va a depender de la negociación. Si les llega una oferta que es mejor que la nuestra, habrá un tira y encoje que nos va a llevar a ver si podemos poner más o no. La disposición es que la mayoría del plantel siga y reforzar esos puntos que nos falten”. 

Ya con la clasificación a la Copa Libertadores ¿Dónde hará de local Curicó Unido?
“Curicó está descartado. Hay varias condiciones que (el estadio) La Granja no cumple. Hay tres condiciones que son las principales y la primera de ellas es la distancia entre un aeropuerto internacional y el recinto donde se va a desarrollar el partido. Son 150 kilómetros lo exige la Conmebol y estamos a casi 200. Si bien la gestión se puede hacer, hasta ahora no hay un precedente que nos pueda respaldar. De todas maneras, la gestión la vamos a hacer. Hasta ahora todo indica que jugamos en Rancagua o en Santiago”. 

¿Qué le parece la reelección de Pablo Milad en la testera de la ANFP?
“Pablo representa, en el fondo, el lado en que tenemos la esperanza de que se pueden mejorar cosas que no se han hecho tan bien. Con este grupo, me refiero al directorio, tenemos la certeza de que podemos lograrlo. En cambio, por el lado del que era el otro candidato (Lorenzo Antillo), era más difícil”.   

En términos generales, por una serie de argumentos, la gestión de Pablo Milad ha sido muy criticada, sobre todo por periodistas o comunicadores que se desempeñan en distintos programas vinculados al rubro deportivo ¿Cuál es su opinión sobre aquello?
“Yo creo que no es una crítica objetiva. Yo creo que hay ahí una crítica basada en apoyar a ciertos poderes que querían sacarlo. Esa es la impresión que tengo”.