La imperiosa necesidad de terminar el estadio

0
5927
Curicó Unido y una proyección al verano próximo jugando una copa internacional.

Opinión. Tanto la Copa Libertadores como la Sudamericana, exigen en su fase de grupos un estadio de al menos de 10 mil espectadores de capacidad para el local. La Granja hoy tiene 8 mil butacas y Curicó Unido en caso de clasificar a esta instancia internacional deberá buscar alternativas para jugar en Curicó. La cercanía a un aeropuerto es otro inconveniente a negociar con la Conmebol.

CURICÓ. Inicios de noviembre será el momento de cerrar el campeonato y realizar el balance de lo que ha sido este Curicó Unido 2022, a todas luces brillante e histórico, ad-portas de la celebración del aniversario 50 del club. Para festejar con todo, aún falta la guinda de la torta y esa posible histórica clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2023. El torneo sudamericano se inicia en febrero con las fases iniciales, mientras que para abril se proyecta el arranque de la soñada fase de grupos.

LAS FÓRMULAS

Si Curicó Unido finaliza el torneo segundo en la tabla de posiciones irá a la fase de grupos y asegurará 6 partidos: 3 en casa y 3 como forastero, aunque el requisito de la Conmebol son estadios de al menos 10 mil espectadores para esta fase de grupos, debiendo La Granja tal vez acomodarse con tribunas mecano en las zonas donde aún falta se termine de construir un estadio, que ahora puede ser más necesario que nunca y donde las autoridades han dejado pasar tanta agua bajo el río, siendo la mayoría responsables de la nula y necesaria acción para dejar de ser un Chile a medias.

Capacidad de 8 mil tiene La Granja hoy y 10 mil espectadores son los mínimos de aforo para la fase de grupos, los 8vos y 4tos de final exigen 20 mil y desde semifinales se requieren recintos de 30 mil personas de capacidad.

Si el Curi finaliza tercero en la tabla general igualmente jugaría Copa Libertadores, aunque entraría como Chile 3 en la fase de clasificación del torneo, a la fase 2 que jugará partidos ida y vuelta ante un rival foráneo buscando avanzar a la fase 3 que también considera un ida y vuelta previo a ingresar a la anhelada fase de grupos. Jugar en estas rondas preliminares 2 y 3 de la copa, exige recintos deportivos -hasta el año pasado en el Manuel de Clubes de la Conmebol- de hasta 7.500 espectadores de capacidad. Se cumpliría justo.

AL MENOS

Ahora bien, lo menos que sumará Curicó Unido en el presente 2022 será clasificar a Copa Sudamericana 2023, cupo ya asegurado en un torneo internacional que arranca el 7 de marzo con 4 clubes chilenos (del 4to al 7mo lugar en la tabla) y que tendrá para los chilenos una primera fase clasificatoria en duelos de ida y vuelta antes de ingresar a la fase de grupos, que asegura igualmente al menos 6 partidos en el torneo.

En la Sudamericana igualmente en todo caso, la fase de clasificación permite aforos de 7.500 mínimos, aunque en la fase de grupos los estadios permitidos son igualmente de al menos 10 mil, abriendo tarea desde ya para el club albirrojo en cualquier escenario posible.

AHORA YA

La Granja no asegura ser sede para el Curi en una fase de grupos de un torneo internacional, pues además de cumplir con el aforo, se exige un aeropuerto internacional o comercial a no más de 150 kilómetros de distancia, existen requerimientos de reflectores en niveles de iluminación vertical, sistemas de emergencias de energía eléctrica, salas, oficinas y otra decena de requerimientos de la Conmebol a los clubes locales para validarlos en casa. Curicó Unido debiese ya entrar en análisis de estos requerimientos, pues febrero está a la vuelta de la esquina, no así la tecnología, equipamiento o infraestructura necesaria.