Menor es condenado a siete años de cárcel como autor de homicidio

0
314
Se trata de un crimen que ocurrió hace cuatro años atrás, al interior de una casa abandonada.

Crimen. Corresponde a un menor de 16 años de edad quien el 30 de agosto del 2018 dio muerte a Ignacio Canales Hernández, al interior de una casa abandonada en Linares, tras propinarle un tiro directo en su cabeza.

LINARES. Un menor de 16 años de edad fue condenado a siete años de cárcel como autor de un homicidio en Linares. El hecho ocurrió el 30 de agosto del año 2018, cuando el ahora condenado dio muerte a Ignacio Canales Hernández de 25 años, al interior de una casa abandonada, tras dispararle un tiro directo en su cabeza.
Tras una larga investigación encabezada por el Ministerio Público y a cargo de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI, se pudo establecer y acreditar la participación en el crimen del acusado, junto a otros dos adultos, quienes también fueron condenados por el respectivo tribunal.

FISCAL
La fiscal Carmen Gloria Caamaño, a cargo de la causa y de presentar los antecedentes en el juicio, señaló que “el Tribunal Oral en lo Penal de Linares, condenó a los tres sujetos que cometieron el delito de homicidio con fecha 30 de agosto del año 2018. Luego de una investigación larga, pormenorizada y que planteó múltiples inconvenientes, la Fiscalía logra sostener ante el tribunal, la tesis en contra del adolescente como autor del delito de homicidio calificado y por el cual el tribunal condena al adolescente a una pena de siete años. En este sentido, es necesario recordar que la pena máxima que registra nuestra legislación penal sustantiva en el caso de los adolescentes, tiene un tope de 10 años para los crímenes más graves que contempla nuestra legislación”. 

OTROS INVOLUCRADOS
Caamaño acotó que “respecto de ambos adultos, el tribunal también los condena por el delito de homicidio simple a la pena de cinco años y seis meses (…), señalando que concurrían dos circunstancias modificatorias de responsabilidad penal que le benefician a los imputados, que son la irreprochable conducta anterior y la colaboración sustancial en el esclarecimiento de los hechos. De esta manera -estima la Fiscalía- se ha dado algún grado de conformación a las víctimas de un hecho que ocurrió hace tanto tiempo, pero que se logra esclarecer y logrando la Fiscalía sostener sus tesis, obteniendo una condena respecto de todos los acusados por parte del Ministerio Público”.
A partir de ahora, los tres acusados continuarán en prisión, pero ya en calidad de condenados, hasta el cumplimiento de cada una de las sentencias impuestas.