El Maule es la tercera región del país con mayor cantidad de suicidios al año

0
973

Llamado. Autoridades sanitarias llaman a prestar atención a indicios de cercanos y más aún en primavera, donde suelen aumentar estos casos.

TALCA. Durante el 2019, en Chile hubo 1.900 personas que cometieron suicidio. De ellas, 152 corresponden al Maule para el mismo año. Una cifra que deja a la región por sobre el promedio nacional y ocupa el tercer lugar, en comparación con el resto del país.
En Chile, la prevalencia de ideación suicida es de un 14.3% y el intento suicida de un 7%, y es la tercera causa de muerte.
Mañana, se conmemora el Día Mundial para la prevención del suicidio, razón por la que autoridades subrayan en que es asunto de todos.
La psicóloga Mónica Salamanca, profesional de la Unidad de Salud Integral, funcionaria del Servicio de Salud Maule (SSM), explica que una situación social podría incidir en que la persona realice esa conducta, son las relaciones interpersonales, los acontecimientos vitales recientes o problemas actuales que la persona esté sosteniendo y que si a esto se le suma una historia de trastornos mentales como depresión, ansiedad o un posible trastorno de personalidad, el riesgo aumenta. Asimismo, intentos de suicidio previos, abuso de alcohol o de otras drogas.
“El suicidio se asocia con frecuencia a la presencia de trastornos mentales, la depresión mayor o de un muy largo periodo, está más ligada con la conducta suicida, existiendo 20 veces mayor riesgo que en otros trastornos. La OMS asume que entre el 65 y 80% de los suicidios e intentos de suicidio, se relacionan con algún grado de depresión”.
Existen características que pueden poner en riesgo a una persona que padece depresión. Por ejemplo, las personales; la edad, el sexo, la intensidad del trastorno y las conductas suicidas previas y sobre su contexto social, podría intensificarse el aislamiento, la marginalidad social o el padecimiento de enfermedades físicas de difícil recuperación.

AVISOS
La profesional sostiene que, a pesar de esto, no siempre se puede saber cuándo un ser querido o cercano está pensando en suicidarse. Algunas de las señales de alarma podrían ser hablar acerca del suicidio, cuando se hacen afirmaciones como “voy a matarme”, “quisiera estar muerto” o “desearía no haber nacido”. Indica que el obtener herramientas o métodos para atentar contra la propia vida, por ejemplo, la compra de medicamentos fuertes, un arma, una soga etc., podrían ser indicios.
“El estar ausente o haberse retraído durante un periodo a la fecha, su manifestación podría estar relacionada con “quiero estar solo”, “no quiero hablar con nadie”. Es usual que durante el periodo de crisis la persona esté manifestando cambios muy notorios de humor, podría mostrarse muy feliz o eufórico después de estar profundamente desalentado”.
Otro tipo de aviso es cuando alguien exprese mensajes de desesperanza o impotencia ante una situación, el aumentar repentinamente el consumo de alcohol y otras drogas, queriendo escapar de algún pensamiento o de alguna situación. También es una señal presentar cambios en las conductas de la personalidad, estar sumamente ansioso, agitado o muy deprimido. 

PRIMAVERA
Con la llegada de la nueva temporada de primavera, la depresión y la ideación suicida aumentan y se explica debido a que el cambio de estación hace que las personas se enfrenten a esos cambios en su entorno o existe mayor exigencia social debido a que mejora el clima.
Mónica Salamanca agrega que mejora el clima, pero no para quien sufre de no tener ánimo, es decir, no para quien está deprimido, por lo que para esta persona que vive en la angustia, se agudiza el malestar por diversas razones; no desea tener mayor actividad, no le provoca alegría el salir o distraerse como lo hacía antes, aumenta así el grado de insatisfacción porque no toma el ritmo de los otros, incrementa su angustia depresiva sin poder llegar a la felicidad que llegan otros y así incrementa la depresión.
Ante esta realidad la psicóloga señala que en caso de que una persona tenga una ideación, pensamiento o planificación suicida, busque ayuda, sea profesional en salud o no. “Siempre se puede encontrar a alguien con quien conversar e intencionar la acción de buscar ayuda. Si es de alguien que se conoce y necesita ayuda, hoy en día se han ampliado nuevos servicios de atención inmediata, así como los procedimientos de emergencias o reacción inmediata y las urgencias de los hospitales”, dijo.
Resalta que “ante el tema del suicidio es necesario, entonces, que como sociedad seamos más observadores de las conductas de nuestros cercanos y seres queridos, prestar atención a las señales e intentar conversar con la persona sin juicios de valor, sin consejos, prestarle ayuda y acompañarlo a tener la ayuda que necesita”.