Largas filas en locales de votación marcaron Plebiscito Constitucional en la capital maulina

0
600
En el Liceo Comercial de Talca, la fila de personas daba vuelta la manzana cerca del mediodía. La espera fue eterna.

Participación. Talquinos y talquinas concurrieron en masa a emitir su sufragio y, en algunos casos, debieron esperar largo rato para cumplir con su deber cívico.

TALCA. Largas filas, aglomeraciones en pasillos, tacos, pero sobre todo alto interés en participar, fueron la característica de la jornada electoral de ayer en el Maule.
En la mayoría de las ciudades, pero en particular en Talca, hubo locales con largas filas de personas que debieron esperar un buen rato para llegar a su mesa y votar. Tal fue el caso, por ejemplo, de lo observado en el Liceo Comercial, donde la “cola” daba vuelta la manzana del establecimiento.
En otros casos, como en el Liceo Abate Molina, hubo momentos en que los electores debieron luchar con la estrechez de pasillos y escaleras, sin ningún distanciamiento físico.
Otro aspecto destacado, fue la gran cantidad de gente que concurrió hasta unidades policiales para presentar excusas por no poder sufragar. El argumento más recurrente, fue estar a más de 200 kilómetros de distancia de su lugar de inscripción.
Desde temprano, autoridades recorrieron diferentes establecimientos habilitados para votar y verificaron también, que funcionaran los servicios de locomoción colectiva.

El delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque, junto al jefe de Plaza, general Jaime Castilla, visitaron locales de votación para verificar el normal desarrollo del proceso.
La alta participación, influido por el voto obligatorio, fue la característica de la jornada electoral de ayer en todo el Maule.