Salud activa protocolos por persona sospechosa con “viruela del mono”

0
388
El paciente está internado en el hospital base de Linares, a la espera de resultados de exámenes enviados al ISP. (Foto de Carlos Alarcón).

Paciente. Se le tomó un PCR cutáneo y muestras fueron enviadas al ISP. Seremi de Salud dijo que el caso está “bajo vigilancia”.

LINARES. Hasta el hospital base de esta ciudad fue derivada una persona con síntomas que podrían corresponder a la denominada “viruela del mono”.

El paciente fue atendido en primera instancia en Parral, pero ante la posibilidad que se trate de dicha patología, se decidió enviarlo a un centro asistencial de mayor complejidad.

Ante dicho escenario, desde la Seremi de Salud activaron los correspondientes protocolos y entre ellos, la toma de un PCR cutáneo y cuya muestra fue enviada al Instituto de Salud Pública (ISP).

La seremi de Salud, Gloria Icaza, señaló que, “efectivamente tenemos un caso bajo vigilancia epidemiológica de una persona que presentó síntomas que podrían atribuirse a viruela símica. Este caso fue categorizado como sospechoso, por lo que se activó el protocolo del Ministerio de Salud, el paciente fue aislado, y se envió la muestra de su PCR al ISP”.

El resultado tarda cerca de 48 horas “y en caso que resulte positivo, se avisará por los canales oficiales”, resaltó la autoridad.

De todas maneras, la persona tiene la calidad de sospechosa, en estado de vigilancia, pero sería de bajo riesgo.

Hasta ahora, a nivel nacional hay nueve casos confirmados de esta enfermedad.

¿QUÉ ES?

De acuerdo a “Salud Responde”, del Minsal, la viruela del mono (o viruela símica) es una enfermedad provocada por virus. Originalmente, se presentó en simios y otros animales, pero posteriormente se transmitió de los animales a las personas (zoonosis viral). Luego se sumó la transmisión de persona a persona.

Produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves, esto es, fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, escalofríos, agotamiento y ganglios linfáticos inflamados.

La transmisión persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión. La transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias. La infección se transmite, asimismo, por inoculación o a través de la placenta (viruela símica congénita). No hay evidencia que el virus de la viruela símica se trasmita por vía sexual.

La viruela símica suele ser una enfermedad autolimitada (cede espontáneamente al cabo de un par de días, sin embargo, en algunos casos puede agravarse) y se presenta con síntomas que duran de 14 a 21 días. Los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones.

La principal medida de prevención es reducir el riesgo de transmisión de persona a persona, ya que el contacto estrecho con otros pacientes constituye el factor de riesgo más importante de infección. Es preciso evitar el contacto físico estrecho con las personas infectadas por el virus de la viruela símica.

Para asistir a los enfermos se deben usar guantes, equipo de protección personal y lavarse las manos frecuentemente, en especial si se estuvo en contacto con un enfermo. Finalmente, se recomienda aislar a los pacientes en su casa o en centros de salud.