Allanamiento en cárcel de Talca arrojó incautación de armas, drogas y teléfonos

0
556
En el allanamiento en la cárcel de Talca, fueron incautados diversos elementos prohibidos que los internos mantenían ocultos en sus celdas.

Procedimiento. Fue parte de una planificación que, de manera simultánea, se realizó en 26 módulos de doce establecimientos penitenciarios del país.

TALCA. Con la incautación de más de un centenar de armas prohibidas, drogas, celulares e implementos para cortar metales, terminó un masivo allanamiento en la cárcel de Talca realizado por Gendarmería.

Fue en el marco de un procedimiento extraordinario dispuesto por la institución penitenciaria a nivel nacional y en el que participaron más de mil funcionarios en doce Centros Penitenciarios de once regiones, el cual se enmarca en la política de combate contra el crimen organizado al interior de los recintos carcelarios.

El subsecretario de Justicia, Jaime Gajardo, explicó que “estas incautaciones se hacen principalmente en módulos de personas de mediana y alta peligrosidad, por eso es importante este tipo de procedimientos, porque además de las armas incautadas y los diversos elementos y sustancias prohibidas, con toda la información que también se obtuvo, tanto de las tarjetas de los teléfonos celulares, como de un computador que se logró incautar, se podrá periciar diversos antecedentes junto al Ministerio Público, y, eventualmente, desbaratar posibles bandas de crimen organizado”.

Para el director nacional de Gendarmería, Sebastián Urra, “el procedimiento fue oportuno y muy bien logrado, debido a la gran cantidad de elementos prohibidos que se lograron retirar de las unidades penales, permitiendo prevenir situaciones futuras que puedan alterar el régimen interno penitenciario y, además, mejorar la seguridad de todas las personas”.

EN EL MAULE

En la cárcel de Talca, el allanamiento estuvo centralizado en cuatro módulos (dos de condenados y dos de imputados) con un total de 311 internos. Participaron 114 funcionarios de la región. Participó el delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque. 

El director regional de Gendarmería, Rubén Pérez, destacó “la calidad profesional de nuestro equipo de funcionarios y de los servicios especializados penitenciarios, así como de los canes adiestrados que fueron parte del operativo, ya que el rendimiento fue extraordinariamente bueno”.

En el operativo, fueron incautados 30 cargadores de celular, 64 teléfonos celulares, 155 armas blancas, seis baterías de celular, doce chips, nueve sierras, 17 pipas, 35 cargadores de celular, envoltorios con marihuana y pasta base, un cigarrillo artesanal con sustancia color verde.