Preocupación por alza de violentos crímenes en la provincia de Curicó

0
503
Todos los autores de los delitos han sido detenidos por la policía civil.

Van cuatro en lo que va del año. “No estamos ni a mitad del año y ya llevamos dos homicidios con armas de fuego”, contó al respecto, el jefe de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI Curicó, Juan Reyes. 

CURICÓ. El primer crimen del año en curso ocurrió el 24 de enero en la población Galvarino, en el sector de Aguas Negras, donde un hombre mató a otro hiriéndolo con una lanza artesanal de ocho metros, en plena vía pública y ante la mirada de varios vecinos.
El agresor estuvo prófugo cerca de tres meses en comunas de la Región de O’Higgins, pero finalmente la policía civil lo detuvo en el cruce de Romeral.
Luego, el 6 de febrero, al interior de la población Prosperidad, una persona perdió la vida tras recibir un balazo. El móvil fue un ajuste de cuentas ligado a temas de drogas. El imputado fue aprehendido en el terminal de Iloca, eludiendo el trabajo policial por varias semanas.
El tercer caso fue en Teno, donde se investiga una, presunta, legítima defensa. El hecho se registró el pasado 20 de abril, donde el dueño de un bar restorán, propinó un balazo a uno de los dos delincuentes que ingresaron al recinto para asaltarlo.
En contacto con diario La Prensa, el jefe de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Curicó, subprefecto Juan Reyes, sostuvo que el acusado se defendió con un arma inscrita.
La autoridad policial indicó que mantener un revólver es algo muy delicado, por lo cual su uso debe ser muy responsable. “Al no saber utilizar un arma de fuego, puede jugar en mi contra porque me la pueden arrebatar y disparar. Al tener un arma en el domicilio puede ser sustraída por delincuentes y se utilizadas en otro tipo de delitos”, acotó.

VIOLENCIA EN LAS CALLES
En tanto, el 12 de mayo, un choque con daños menores, terminó con una persona muerta en el sector Isla de Marchant de Curicó. Al lugar, llegó el padre de uno de los conductores, quien recibió una mortal estocada por un hombre, de 70 años, quien esgrimió que ni siquiera se acuerda por qué actuó con tanta violencia.
Sobre ese punto, el jefe de la Brigada de Homicidios de la PDI Curicó sostuvo que el imputado tuvo un grave descontrol. “Este hecho nace de una colisión con daños simples y ninguna de las personas que estuvieron involucradas tuvieron lesiones, sino que la situación se salió de contexto por un tema de arrebato. La persona no tiene antecedentes policiales, tiene 70 años y ni él se puede reconocer en el momento de por qué actuó de esta forma. Fue un momento de ira donde no midió las consecuencias”, indicó.

ALZA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS
El subprefecto Juan Reyes puntualizó que desde el 2020 a la fecha, en la provincia de Curicó se ha notado un incremento de hechos violentos con el uso de armas de fuego. “El año pasado durante el año tuvimos ocho homicidios, pero solo uno con arma de fuego. Ahora, no estamos ni a mitad del año y ya llevamos dos homicidios con armas de fuego”, contó.
Para la autoridad policial, un hecho positivo es que los cuatro imputados por los crímenes registrados en la puerta norte del Maule fueron detenidos de manera oportuna, tendencia que permite brindar cierta tranquilidad a la comunidad.
“Por lo general, todos los homicidios llegan a juicio oral y un margen muy pequeño queda sin una condena. Eso es bastante relevante e importante, porque en la provincia llevamos cuatro homicidios y todos están con autores detenidos”, sostuvo.

Jefe de la BH de Curicó dijo que ha llamado la atención el uso de armas de fuego.