Sagrada Familia está triste: falleció el padre Víctor, nonagenario párroco de la comuna

0
453
Pesar por muerte, a los 90 años, del padre Víctor, por décadas párroco de Sagrada Familia.

Partida. El alcalde, Martín Arriagada, recordó el trabajo conjunto para lograr la reconstrucción de la parroquia de Sagrada Familia, en los años siguientes al terremoto del 2010.

SAGRADA FAMILIA. Un triste despertar tuvo la comunidad de Sagrada Familia y los distintos sectores de esta zona al confirmarse en la mañana de ayer domingo, el fallecimiento a la edad de 90 años, del sacerdote, Víctor Manuel Gómez González, quien como párroco desarrolló innumerables iniciativas en pos de los vecinos y del desarrollo de esta comuna, una de ellas la reconstrucción de su parroquia, destruida por el terremoto del 2010.
Por lo anterior el alcalde de Sagrada Familia, Martín Arriagada, instruyó se decretase desde este domingo duelo comunal por tres días, en señal de tristeza y recuerdo, en torno al legado y obra dejados por el religioso, que por más de medio siglo prestó sus servicios a la comunidad, a Dios y por décadas a esta comuna de la provincia de Curicó. 

ENERGÍA Y VOCACIÓN
El padre Víctor, nació en la localidad de La Huerta, comuna de Hualañé, el 17 de junio de 1931 y se ordenó sacerdote a la edad de 38 años, el 2 de noviembre de 1969. Desde ese momento entregó su energía y vocación, no solo para el crecimiento de la fe en las comunidades con las cuales trabajó, sino también en generar desarrollo en sus entornos, con una serie de iniciativas en diversas áreas, siempre junto a la comunidad. 

TRAS EL TERREMOTO
El terremoto del 2010 golpeó duro al párroco de Sagrada Familia: “Sentí mucha pena al ver que una de las parroquias más bonitas de la diócesis estaba en el suelo, pero me emocioné mucho más al ver que la gente se acercaba y lloraba, más que por haber perdido sus propias casas, por la destrucción de nuestro templo (…) Y es que la iglesia estaba allí desde antes que se construyera el pueblo (1898) y era difícil asimilar que tres cuartas partes de ella se habían caído”, relató el religioso el 2011 a diario La Tercera.
En tanto el alcalde Martín Arriagada, quien asumió la administración del municipio en el 2012, recordó la labor incansable desarrollada con el párroco para lograr la reconstrucción del templo. “Era necesario levantar nuestra iglesia, porque era y es el alma de Sagrada Familia, incluso de antes que fuéramos comuna, por lo que con mucha gente emprendimos el desafío, con los vecinos, con el padre Víctor a la cabeza, y lo logramos”, dijo. 

DUELO COMUNAL
A inicio de noviembre del 2019, con una ceremonia de consagración se abrieron las puertas del nuevo templo, lo que significó una de las mayores alegrías del padre Víctor, contó Arriagada. De paro rememoró otros tantos episodios vividos con el religioso, “como cuando tenía que bendecir el primer mosto de nuestra fiesta de la chicha y el primer brindis, con una alegría única del padre, quien hoy ha partido, dejando grandes recuerdos”, acotó.
Sostuvo que su deceso se confirmó en la mañana de este domingo, el que se produjo principalmente por enfermedades propias de la edad. Añadió Arriagada que por ello se ha determinado decretar duelo comunal por tres días, mientras que los restos del padre Víctor Manuel Gómez González, inicialmente comenzaron a ser velados en Sagrada Familia, para luego, hoy lunes ser trasladados, cerca, al otro lado del río Mataquito, a la localidad de La Huerta, donde recibirán cristiana sepultura y el último adiós.