Familia curicana sufre “encerrona” que derivó en un “portonazo” en Santiago

0
1319

Ayer por la madrugada en la comuna de Maipú. Víctimas corresponden a un grupo de personas, que se trasladó hasta Santiago a fin de participar en un matrimonio. 

SANTIAGO. Una verdadera “película de terror” fue la que, por desgracia, protagonizó la madrugada de ayer, una familia oriunda de Curicó, en la capital de nuestro país, tras ser víctimas de una “encerrona”, que derivó en un “portonazo”. Se trata de un grupo de personas que se trasladó hasta Santiago a fin de participar en el matrimonio del curicano, Manuel Bahamondes, entre ellos, su madre y su hermana, María Antonieta.  

SUMA VIOLENCIA
Dicha situación ocurrió cuando, precisamente el grupo de cuatro personas, conformado por la madre del novio y la hermana del novio con su esposo y su hija de tan solo cuatro años, arribaron en un vehículo, a eso de las 1:20 horas, a la casa de los padres de la novia, ubicada en la comuna de Maipú, momento donde al querer ingresar a dicha vivienda, se cruzó otro automóvil, desde donde descendieron cuatro sujetos portando armas de fuego, todos con aspecto de ser menores de edad, entre 15 a 16 años.
Actuando con suma violencia, los obligaron a descender a los citados pasajeros, amenazándolos de muerte, forcejeando e incluso golpeando a algunos de ellos. Incluso en un momento, uno de ellos apuntó con un arma a la cabeza de la niña. 

BOTÍN
En definitiva, los delincuentes escaparon llevándose el vehículo, el cual había sido facilitado por el novio a su hermana (que en ese momento era conducido por el esposo de ella), con una serie de artículos y elementos que estaban en su interior.
A eso hay que sumar billeteras y celulares que fueron sustraídas a las propias víctimas, quienes venían de participar de una reunión, precisamente relacionada a la organización del matrimonio, el que, a pesar de lo que sucedió, no se suspendió.