Debido a incendio suspendieron clases en dos establecimientos educacionales

0
886
Establecimientos educacionales carecían de condiciones para hacer clases.

Medida. Decisión obedeció a la mala calidad del aire provocada por humo “tóxico”.

CURICÓ. Tomando en cuenta que no estaban las condiciones para desarrollar normalmente las clases, las autoridades decidieron suspender las actividades este lunes y hoy martes en ambos recintos ubicados en calle Carmen, a metros de donde se registró el siniestro que destruyó casas, un supermercado, dos farmacias, una ferretería nacional y varios locales comerciales, la madrugada del domingo pasado.
La directora comunal de Educación, Paulina Bustos, explicó la decisión, la cual fue autorizada por el seremi (s) de Educación y tomada tras una visita en terreno a ambos inmuebles. “No están las condiciones para que los alumnos estén en los colegios y es por esa razón, que en ambos establecimientos han llamado a los padres y apoderados para la suspensión de clases”, precisó.
La autoridad comunal puntualizó que en las últimas horas el viento cambió de dirección y provocó que la toxicidad del aire se trasladara a las escuelas. 

ATENCIÓN SALUD
En tanto, el director comunal de Salud, Nelson Gutiérrez, se refirió a la suspensión de atenciones en el Centro de Salud Familiar de avenida Freire. “Es una decisión compleja teniendo que las condiciones de humo, de contaminación, son variables durante el día. Nosotros ayer (domingo) tarde cerramos el SAPU Central, en ese horario estaba muy contaminado, no se podía atender, se terminaron las atenciones de los pacientes que estaban en la sala de espera, y el resto fue derivado a los SAR (Bombero Garrido y Aguas Negras”, contó.
El funcionario señaló que este lunes se mantuvo el cierre del recinto para ventilar las dependencias y agregó que están atentos, pues en el incendio se quemaron productos que pueden afectar la salud de las personas. “No tenemos la facultad o la visión de qué pasa los próximos días, así que es muy importante que estén atentos a los comunicados oficiales que emita la Municipalidad, el departamento de salud y lo que está haciendo educación”, aseveró.
Las personas que tenían horas se reprogramarán y serán avisadas desde el mismo centro asistencial.

SIGUE EMERGENCIA
El superintendente del Cuerpo de Bomberos de Curicó, Jorge González, señaló que los rebrotes de fuego y humo se producen por el alto nivel de toxicidad y la presencia de elementos altamente combustibles, lo cual complicó el accionar de los voluntarios.
“Al momento de abrir las cortinas y todas las mamparas, la absorción de oxígeno fue muy complicada y Bomberos no podía ingresar a trabajar en ello”, dijo.
Por tal motivo, reconoció que “esto no se va a terminar porque se tira agua para contener lo que está brotando, pero esa agua también se evapora por la cantidad calórica que se encuentra en el lugar y nuevamente, vuelve a rebrotar y con los gases tóxicos que están emanando”.
Jorge González agregó que lo recomendable es que las empresas afectadas ocupen maquinaria pesada para remover todo el escombro acumulado y, de esa forma, Bomberos pueda extinguir lo que está debajo para evitar rebrotes. En esa labor, apoyaría el municipio local. 

El superintendente de Bomberos, Jorge González indicó que mientras no se haga un trabajo de “remoción” total de los escombros, los “rebrotes” seguirán.