“Paseo Prat” vive sus últimos días

0
1108
Aproximadamente 60 son los comerciantes ambulantes que deberán retornar a sus “espacios” originales, en las veredas de las principales arterias de la zona céntrica de Curicó.

Rechazo. Comerciantes que están ubicados en ese lugar “no están de acuerdo con la decisión del alcalde”, por lo que están reuniendo firmas para revertir la medida.

CURICÓ. Sus “últimos días” vive el denominado “Paseo Prat”, espacio utilizado por comerciantes ambulantes de la zona céntrica de la ciudad de Curicó (en específico, la calzada vehicular de la calle Prat entre las calles Yungay y Rodríguez).

Durante la semana recién pasada, el propio alcalde, Javier Muñoz, se reunió con representantes del mencionado grupo, confirmando el término de dicha iniciativa, la que surgió bajo el contexto de la aún vigente pandemia del Covid-19, es decir, con el fin de otorgar el espacio necesario y suficiente para garantizar que pudieran continuar ofreciendo sus productos.

El jefe comunal señaló que la “reubicación” de cada uno de los comerciantes será “respetando, más menos” los espacios y cupos que existían con anterioridad a la habilitación del citado paseo, agregando que la prioridad la tendrán las arterias del centro que dispongan de veredas de mayor amplitud.

Sobre el traslado, Muñoz subrayó que en el caso de que no se concrete esta semana, simplemente “será la próxima”.

Junto con ello, recalcó la condición de “provisoria” que tenía la habilitación y funcionamiento de dicha medida, la cual en una primera instancia debería haber concluido a fines del año pasado, siendo ampliada hasta estos días.

FIRMAS

Una de las comerciantes del denominado “Paseo Prat”, quien se identificó como Isabel, contó a diario La Prensa que existen pares que “no están de acuerdo” con la decisión que tomó el alcalde, por lo que ya están “reuniendo firmas” para así poder revertir aquella medida. Esperan, dijo, que las autoridades escuchen sus argumentos y que entiendan dicha petición.

“No estamos de acuerdo con la decisión que tomó el alcalde de sacarnos aquí de las calles. Nos van a reubicar, los espacios van a ser más pequeños y la gente va a estar toda amontonada. Aquí estamos trabajando tranquilamente, no molestamos a nadie”, expuso. “Acá no molestamos a nadie, la gente anda libre para todos lados, por eso estamos haciendo esto”, acotó.