Este viernes concluye período de postulaciones para Beca Residencia Familiar

0
316
Julieta Marambio es la jefa del Departamento Social del municipio curicano.

Apoyo. Beneficio consiste en otorgar residencia a jóvenes que deseen estudiar en Curicó y vivan en sectores apartados.

CURICÓ. El programa Residencia Familiar de Junaeb, que es ejecutado por la Municipalidad de Curicó, busca proporcionar alojamiento a estudiantes en un hogar de una familia tutora, que complementariamente brinda alimentación y apoyo afectivo.
El objetivo de la instancia es favorecer el acceso, mantención y término en el sistema educacional.

RENOVACIÓN
Desde el municipio curicano, la jefa del Departamento Social, Julieta Marambio, es la encargada de este programa.
“Estamos justamente en el período de postulación y renovación. Nosotros tenemos ya la nómina de los potenciales renovantes que están haciendo su renovación online como todas las becas de Junaeb y ese plazo vence el 21 de enero”, indicó.
En tal contexto, dijo, se están recibiendo postulaciones de alumnos que quieren estudiar en Curicó, tanto de la provincia como de algunas comunas cercadas de la provincia de Talca y que requieren continuar sus estudios en algún colegio de Curicó.

POSTULACIÓN Y RENOVACIÓN
Hasta el viernes 21 de enero los interesados pueden renovar su beca o postular en el portal en www.junaeb.cl, o bien dirigirse a la oficina de la encargada del programa, ubicada en el Departamento Social del municipio curicano.
“Estamos precisamente recibiendo los antecedentes de los alumnos que hacen su gestión de forma virtual, pero, además, la mayoría de ellos trae sus documentos de manera presencial para las respectivas fichas que nosotros como entidades ejecutoras manejamos”, señala Marambio. Se hace un registro de los datos de cada familia y en base a ello y lo captado en terreno, se asigna una casa de familia tutora.

FAMILIAS TUTORAS
Las familias son elegidas de acuerdo a una seria de requisitos con los que trabaja Junaeb. “Para postular a familias tutoras, las personas deben tener entre 28 y 70 años de edad, tener buena salud y que sea acreditaba con certificado médico y con una evaluación psicológica, y, por cierto, no tener antecedentes de violencia intrafamiliar o problemas con el trabajo de menores”, dice la encargada.
“Una vez que recibimos los antecedentes nosotros realizamos una visita domiciliaria para hacer un informe socio familiar, verificar que la vivienda sea adecuada, donde el niño o la niña pueda insertarse adecuadamente y también requerimos que el resto de los integrantes de la familia estén de acuerdo y firmen una autorización”, acotó.

FAMILIA TUTORA
Hoy la Municipalidad trabaja con 22 familias tutoras. “Todos los años recibimos postulaciones de familias nuevas, porque a nosotros también nos interesa mantener un stock de familias, porque a veces los niños, ya sea por adaptación o por cercanía del colegio, requieren hacer cambios durante el año y nosotros tenemos que facilitarlo”, añadió Julieta Marambio.
Quienes deseen postular para ser familias tutoras, también pueden acercarse a conversar con la jefa del Departamento Social.