Artista talquino crea álbum dedicado a Paul McCartney

0
258

Pablo Lavín. Lleva por título “Old New Year´s Drinks!” e incluye adaptación en inglés de conocidas cumbias “Un año más” y “El galeón español”.

TALCA. Un viaje en el tiempo a 1967, para celebrar una víspera de Año Nuevo junto a Paul McCartney, es lo que narra un videoclip animado correspondiente al álbum “Old New Year´s Drinks!” creado por el músico talquino, Pablo Lavín.
La obra incluye versiones en inglés de cumbias chilenas tradicionales para esa festividad, como son “Un Año más”, “El Galeón español” y “El caminante”.
El álbum fue masterizado en los estudios Abbey Road de Londres, por los ingenieros Sean Magee y Simon Gibson, ambos ganadores del Grammy por su trabajo en “The Beatles Remastered” del 2019.
Pablo Alexis Lavín Berríos es Licenciado en Artes e Intérprete Superior en Violonchelo, titulado por la Universidad de Chile. Se ha especializado en la interpretación histórica de la producción musical del barroco y renacimiento.
Junto a la agrupación instrumental “Ensamble Henry Purcell”, la cual dirige desde el año 2001, ha realizado una amplia labor de difusión artística, principalmente, en comunas y localidades de la Región del Maule.
En el ámbito de la composición musical, ha publicado obras completas y piezas individuales de diversa índole, entre las que se cuentan “Suite para violoncello solo 1967, The forgotten road”, “Cuartetos para violoncello” y su álbum conceptual dedicado a Paul McCartney “Old New Year´s Drinks!” (Viejos Tragos de Año Nuevo). Paralelamente a su carrera musical, ha escrito diversos poemarios, tales como “Poemas al Vampiro”, “Crónicas del temporal”, “Cuaresma” y “Nueve poemas escénicos de Año Nuevo dedicados a Paul McCartney”, publicado (este último) por editorial “Inubicalistas” de Valparaíso.

NUEVA CREACIÓN
“Old New Year`s drinks!” (Viejos tragos de año nuevo), es un álbum conceptual que homenajea, a través de una producción original, al músico inglés, Paul McCartney, en el marco de su gran contribución al desarrollo de la cultura de nuestra época. La estructura completa de este trabajo está dirigida por el concepto de los “viejos tragos de las celebraciones de año nuevo”; idea que se cimienta principalmente en la melancolía y los recuerdos.
“Cada canción lleva el nombre de un trago de Año Nuevo, a saber, Clery, Champaña, Vino Blanco, Ponche a la romana, etc. Así, poéticamente, cada licor, a través de su color, aroma e ingredientes, representa el afecto de la nostalgia. Además, la producción cuenta con una división elegíaca, en la cual se declaman en inglés, nueve poemas alusivos y descriptivos de cada parte del álbum. Específicamente, son canciones y seis cuartetos para violonchelos”, explica.