Millonarias pérdidas dejó incendio en local curicano

0
300
El origen del siniestro forma parte de una investigación.

No habrían seguros comprometidos. En el siniestro trabajaron cerca de medio centenar de Bomberos que evitaron que las llamas se propagaran a inmuebles contiguos al Jakuna Club.

CURICÓ. Voluntarios de todas las compañías de Bomberos de esta ciudad y personal de comunas vecinas, como Rauco, Molina y Sagrada Familia, debieron concurrir a la emergencia, cuyo humo se podía apreciar desde muchos puntos de la comuna.
El incendio en la discoteque Jakuna Club se inició, cerca de las 16:00 horas de este miércoles, en el recinto ubicado a la altura del 1154 de avenida Colón, lo que llamó la atención de la comunidad.
El fuego fue controlado luego de un par de horas de trabajo de los Bomberos que, con carros y camiones aljibes, llegaron a todos los sectores del inmueble de dos pisos y cuya gran parte de su construcción era de material ligero (madera), lo que complicó las faenas de contención.
Tomando en cuenta la importancia del siniestro, que expandía mucho calor en el ambiente, personal de Carabineros de la Subcomisaría Santa Fe debió suspender el tránsito por el sector, por lo cual los automovilistas debieron usar vías alternativas.

EMERGENCIA IMPORTANTE
Hasta el incendio llegó el superintendente del Cuerpo de Bomberos de Curicó, Jorge González, quien calificó como muy complicado el combate de la emergencia.
“Por la cantidad de material combustible que existe en el lugar y con la temperatura de este momento. Se despacharon todas las unidades y tenemos el apoyo de los cuerpos de bomberos vecinos”, acotó.
La autoridad bomberil resaltó el trabajo de la institución, pues el fuego se concentró solo en el local Jakuna. “Eso es lo que tratamos de evitar y, aparentemente, no existen más daños en otras viviendas aledañas”, indicó. En ese contexto, vecinos y voluntarios mojaron con sus mangueras las casas como medida de prevención, pues estaban muy preocupados por el avance del incendio.
Se informó que a la hora del siniestro, había trabajadores de la cocina y algunas meseras, pues durante la semana el recinto funciona como restorán. Afortunadamente, pudieron salir sin problemas, no reportándose lesionados, mientras que trascendió que no habría seguros comprometidos y que el local (con más de dos décadas de existencia) estaba siendo arrendado.