Pamela Henríquez: “Quisiera poder avanzar hacia una política más ciudadana”

0
552
Pamela Henríquez Rojas (independiente utilizando un cupo del partido Humanista) es candidata a diputada por el distrito 17, es decir, por las comunas de las provincias de Curicó y Talca.

Candidata a diputada por el distrito 17. Casada y madre de dos hijas, criada en el sector de Los Niches, desde hace años esta trabajadora social, ha participado de manera activa en movimientos feministas y organizaciones territoriales de diversa índole.

CURICÓ. Durante el período de campaña, la candidata a diputada Pamela Henríquez Rojas (Pacto Dignidad Ahora), ha recorrido cada una de las comunas que forman parte del distrito 17, ejercicio que le ha permitido poder escuchar de “primera fuente” las principales inquietudes de los propios vecinos. “Antes de partir con nuestro trabajo de campaña hicimos un diagnóstico territorial, que fue construido por un sociólogo y por distintos profesionales de las ciencias sociales. Sin embargo, cuando tú vas a terreno, puedes confirmar muchas de estas problemáticas que nosotros logramos identificar antes (…) La gente fíjate que te pide el cuarto retiro, a propósito que se ha dilatado la discusión en el Senado, muchas personas dependen del cuarto retiro para poder generar un emprendimiento, para poder pagar deudas, para temas de salud”, subraya. Casada y madre de dos hijas, criada en el sector de Los Niches, desde hace años esta trabajadora social, ha participado de manera activa en movimientos feministas y organizaciones territoriales de diversa índole. Cabe recordar además que fue candidata a alcaldesa por Curicó, donde consiguió una, para muchos, inesperada votación, solo siendo superada por el actual alcalde. Henríquez señaló que, de ser electa diputada, los principales ejes de su gestión serán luchar por un Maule ciudadano, ecológico, feminista, con desarrollo e igualdad. “Dentro de las facultades de una diputada está la fiscalización. Mi compromiso para fiscalizar todos los gobiernos locales y las instituciones públicas, para que puedan desempeñarse de manera correcta, evitar situaciones de corrupción, de colusión. Quisiera poder avanzar hacia una política más ciudadana, donde tú y yo tengamos voz y voto para tomar decisiones. Los plebiscitos comunales vinculantes me parece que son fundamentales. Me gustaría también poder avanzar hacia un Maule feminista, poder superar las brechas de género que hoy tenemos. Mi familia es campesina, yo también fui trabajadora temporera para poder costear mis estudios, como muchas jóvenes. Especialmente me gustaría poder mejorar las condiciones de las trabajadoras agrícolas, es un punto relevante que no se habla en el Maule, a pesar de que somos una región eminentemente agrícola”, recalcó.     

Usted sacó una importante votación en la más reciente elección municipal ¿Qué tanto influyó ese factor en lo que ahora es esta postulación a la Cámara Baja?
“Si nosotros estamos disputando este cupo parlamentario es justamente por los buenos resultados que obtuvimos en la candidatura municipal. Nosotros agradecemos a las más de 15 mil personas que creyeron en este proyecto, que fue una alternativa real al duopolio, que por tantos años ha gobernado nuestro territorio (…) Comenzaron a llamarnos líderes, liderezas, y desde organizaciones planteándonos esta posibilidad. Eso se fue repitiendo. Recogimos esa idea, la pensamos, la maduramos y de manera responsable hoy estamos disputando un cupo parlamentario”.   

¿Qué le puedes decir a quienes pensaban que en cuatro años más volverías a postular a la alcaldía de Curicó?
“Yo creo absolutamente en que los liderazgo deben ser circulares. Creo que en el territorio tenemos muchas personas, especialmente mujeres, tremendas mujeres, con mucho potencial para poder asumir una nueva disputa de un gobierno municipal. Los liderazgos deben ser circulares, deben venir nuevas personas. Sí me parece importante poder proyectar esta alternativa que es ciudadana y poder concretarla en el próximo período municipal”.    

¿Qué opinión te merece esa clase política que ha estado y que ahora está en el Congreso? Te lo pregunto porque tú ahora quieres ser parte de esa clase política.
“Es interesante esa pregunta. En general, la opinión que hay sobre la clase política es muy mala. Tenemos una crisis de desconfianza hacia la institucionalidad, donde también hay una crisis de desconfianza hacia nuestro parlamento, hacia las instituciones. Cuando tú estás en la calle también lo escuchas. Cómo le vamos a pedir a la gente que no piense eso después de todos los hechos de corrupción que han existido, después de todos los robos, después de que tenemos un Presidente de la República que, en una crisis sanitaria muy difícil para la mayoría de los chilenos, él se enriqueció. Después de que las AFP se enriquecieron productos de nuestros fondos. Por supuesto que ese enojo yo lo comprendo”.
Por eso la consulta ¿No le da miedo de que la metan dentro de ese saco?
“Si una persona como yo, trabajadora, llega a ocupar un cargo parlamentario ¿Inmediatamente me convierte en parte de la clase política? La verdad es que ahí está el desafío. Si hay una convicción que hoy nos tiene disputando este cupo parlamentario es justamente poder demostrar con hechos que es necesario hacer las cosas bien, las cosas de manera correcta, sin ningún tipo de colusión, corrupción. Creo que eso es muy necesario para nuestro país. Es necesario que volvamos a creer que existen personas honestas, como la gran mayoría de las trabajadoras y trabajadores de Chile, que nos esforzamos y que aportamos para poder contribuir a nuestro país. Si no creyera eso, la verdad es que no estaría aquí”.