Utilizaban una botillería y una discotheque como “puntos de venta” de droga

0
25435

Trabajo en conjunto entre el Ministerio Público y la PDI. Investigación permitió establecer el vínculo de al menos siete personas que se dedicaban a la venta de droga en la ciudad de Curicó.

CURICÓ. Esta mañana, en dependencias de la PDI de Curicó se dio a conocer el resultado de una larga investigación (comenzó en abril del año en curso) que permitió establecer el vínculo de al menos siete personas que se dedicaban a la venta de droga en la ciudad. Para ello, utilizando una serie de métodos y herramientas (vigilancia, interceptaciones telefónicas, etc.), detectives lograron establecer los movimientos que dicha organización llevaba a cabo, tanto para traer droga a la zona, como para poder comercializarla.
Cerca de 60 detectives (muchos de los cuales arribaron desde otros puntos del país) participaron en el allanamiento de al menos 11 recintos, entre casas particulares y locales comerciales, diligencias que permitieron incautar droga (clorhidrato de cocaína y marihuana), armas y dinero en efectivo (25 millones de pesos), además de una serie de bienes (tres vehículos), los que en conjunto superarían los 100 millones de pesos. La investigación también permitió establecer al menos dos “puntos de venta” de la citada droga: una botillería en el sector surponiente y una recientemente inaugurada discotheque en el centro de Curicó. Sobre el grupo de personas detenidas, se indicó que hay un par de hermanos y una mujer. “Algunos de ellos tienen antecedentes, otros no, serían todos de la zona de acá de Curicó”, dijo al respecto, el fiscal Juan Pablo Araya.

SECUESTRO
Otra de las aristas de esta causa está relacionada a un delito poco común, al menos en nuestro país: hablamos de un secuestro. Se indicó que algunos de los detenidos también habrían participado en el secuestro de una persona, la cual por cerca de dos horas estuvo al interior de un vehículo “en contra de su voluntad”, recibiendo golpes y amenazas.

Dentro de la droga incautada, se dio cuenta de casi cinco kilos de clorhidrato de cocaína.