Hacinamiento “golpea” a dependencias municipales

0
291
El arriendo del edificio que en su momento utilizó el instituto profesional La Araucana, ubicado en calle Chacabuco, fue rechazado por el concejo. El municipio sigue buscando opciones para mitigar la “estrechez” de espacios que enfrentan muchos de sus funcionarios.

Realidad. A raíz de una serie de factores, lograr concretar soluciones a tal escenario “no ha sido fácil”. Uno de ellos es el alto costo que presentan los arriendos. Además, deben ser espacios que respondan a una serie de características.

CURICÓ. Una realidad que enfrenta el municipio es el hacinamiento que presentan algunos de sus departamentos o unidades. “Tenemos importantes niveles de hacinamiento en las dependencias municipales. Así como las tenemos en salud y en otras áreas. Producto de la pandemia se requieren más metros cuadrados por persona para poder no solo trabajar, sino que para también atender a los usuarios”, indicó el propio alcalde Javier Muñoz, respecto del tema durante una de las más recientes sesiones del concejo. Ante dicho escenario, desde el propio municipio han trabajado para encontrar soluciones que además estén a la altura de las necesidades y de los requerimientos planteados desde los respectivos gremios vinculados a los funcionarios. Lo cierto es que, a raíz de una serie de factores, aquella labor no ha sido para nada fácil. Uno de ellos es el alto costo que presentan los arriendos: dependencias ubicadas a media o una cuadra de la plaza implican un desembolso por sobre dos millones de pesos. “No existen muchas dependencias disponibles en Curicó que reúnan las características para poder albergar diferentes y variadas oficinas municipales. Nosotros hoy día tenemos, lamentablemente muchas dependencias en arriendo en diferentes lugares de la zona céntrica, incluso también en sectores periféricos, donde hay oficinas de programas y de actividades que desarrolla la municipalidad”, acotó al respecto el propio jefe comunal.

EDIFICIO
Dentro de las propuestas para poder enfrentar el aludido hacinamiento, el municipio propuso al concejo arrendar el edificio, de ocho pisos, que en su momento utilizó el instituto profesional La Araucana, ubicado en calle Chacabuco. Cabe recordar que se trató de una estructura que se vio “golpeada” tras el terremoto de fines de febrero del 2010, que requirió una serie de reparaciones. En definitiva, a pesar de los informes de carácter técnico que dieron cuenta respecto a la actual condición que presenta aquel recinto, aquel factor no tuvo el peso suficiente como para convencer a las y los concejales, quienes de manera unánime rechazaron dicha idea (solo el alcalde se abstuvo). En términos generales, a la hora de justificar aquella decisión, el factor que más se reiteró es que se trata de un espacio que “no genera confianza” y que no podría “entregarle tranquilidad” a los trabajadores. “No perdiendo de vista que hay un hacinamiento y que hay que buscar la idea de solucionar ese problema, en particular el edificio dentro de las visitas y las comisiones y todo lo que dicen los expertos que señalan que no habría ningún problema, igualmente creo yo que hay un tremendo desnivel, un problema en los ascensores, un problema en los baños, creo que es una cosa muy profunda en los distintos departamentos y por eso creo yo que debe buscarse otra solución”, indicó en particular, el concejal Raimundo Canquil, al momento de tener que justificar su voto.

PROPUESTAS
Tras el rechazo, el propio alcalde recalcó las gestiones que, desde la administración que encabeza, se han llevado a cabo a fin de responder a dicha necesidad. Incluso indicó que se baraja la idea de construir un edificio, lo que más bien se presenta como una solución “más a mediano o largo plazo”. “Lo que sí yo les pido es que así como han rechazado tan categóricamente, que al menos ayuden a buscar una propuesta de arriendo, es muy fácil rechazar y no proponer nada”, fue el mensaje que entregó Muñoz a las concejales y los concejales ante la decisión que de forma unánime tomaron.