Entró en vigencia ley que considera instalar tobillera electrónica a formalizados por violencia intrafamiliar

0
284

Utilidad. Gendarmería avisará a policías en caso de incumpliendo de orden de alejamiento. Si formalizado intenta quitarse tobillera, se activará alerta a Carabineros.

Talca. Autoridades gubernamentales y de la policía uniformada dieron a conocer la entrada en vigencia de la denominada Ley de Monitoreo Telemático, que considera la instalación de tobillera electrónica a formalizados por violencia intrafamiliar.

Dicha medida establece la supervisión de la prohibición de acercarse a las víctimas a su domicilio, recinto laboral o estudio. Esto se dará cuando se imponga dicha prohibición de acercamiento por tribunales de familia, como medida cautelar o por tribunales penales.

El vocero regional, Francisco Durán, enfatizó que la aplicación de esta normativa se enmarca en el trabajo que se realiza desde Gobierno para erradicar la violencia contra la mujer.

“Esta tobillera se les va a poner a todos aquellos que sean formalizados y que estén en el proceso de investigación de delitos contra la mujer. Para todos aquellos que también tengan vinculación no solamente en las materias penales, sino que también en las materias de familia. En ese sentido, esto viene a generar un ámbito de protección muy esperado para las mujeres y para todas las víctimas de violencia de género, tanto en el área penal como en el área de familia”, indicó.

Anteriormente, se ordenaba el uso de las tobilleras solo para agresores condenados, sin embargo, con dicha ley, también lo será para formalizados y que los que tengan medidas cautelares decretadas.

La seremi de Mujer y Equidad de Género, Juana Vergara, indicó que esta ley “viene a dar cuenta del objetivo de la agenda de género que es prevenir y erradicar la violencia contra la mujer y que tiene como objetivo controlar la distancia, que se cumpla de manera efectiva en las medidas cautelares para el agresor, brindándole de esta manera una protección y seguridad, tanto a la persona que ha sido víctima, la mujer y todo el grupo familiar”.

IMPLEMENTACIÓN

El proceso de instalación de las tobilleras en la región será de un periodo de un año aproximadamente, ya que “no solo tiene que prosperar el hecho de traer las tobilleras, de poder ir entregándolas en todas partes, sino que hay que avanzar en la habilitación de los sistemas para poder tener mejores conexiones para poder hacer esto. Así es que, en realidad, el hecho de que hoy exista la medida fomenta a que se puedan ampliar todas las tecnologías que faltan para que esto ya sea de pleno uso”, señaló el seremi de Justicia, Germán Verdugo.

A cargo del monitoreo estará Gendarmería, institución que debe dar aviso a las policías en caso de que se esté incumpliendo la orden de alejamiento. Asimismo, en caso de que el formalizado intente quitarse la tobillera, se activará una alerta a Carabineros, lo que permitirá tomar acciones para evitar una posible agresión.